Quince días sin escuchar la radio de José

Los vecinos del anciano que fue encontrado muerto ayer en los Grupos José Antonio de Badajoz creen que llevaba unas dos semanas fallecido

Los bomberos tras acceder al piso de José en los Grupos de José Antonio. / J. V. Arnelas
Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

Hace unos 15 días que sus vecinos no escuchan la radio de José Trigo Domontes. Este anciano de 86 años solía levantarse y encender su receptor. Las voces de los locutores lo acompañaban toda la mañana. Además de no oírle, hace unos días los residentes en el número 19 de los Grupos de José Antonio de Badajoz comenzaron a notar un olor extraño que subía desde el bajo, el piso que ocupaba este hombre desde hace dos años. Los bomberos forzaron ayer una ventana, entraron y encontraron su cadáver en la cocina.

Tras encontrar el cuerpo sin vida, la Policía Nacional se ocupó del caso aunque indicaron que se trata en principio de una muerte natural. A la espera de que esta conclusión sea definitiva, los agentes entrevistaron a los vecinos de José Trigo, que apuntaron que este anciano podría llevar unas dos semanas fallecido en su casa, los días que calculan que no han escuchado su radio. Verle, le veían muy poco porque apenas salía de casa. Solo al médico a veces.

Más información

José era soltero y no tenía hijos. Se compró la vivienda en los Grupos José Antonio hace dos años. Uno de los bajos de un bloque con 12 pisos en el que los vecinos se conocen mucho. No es así en el caso de este hombre, que apenas se cruzaba con ellos. Lo describen como solitario y reservado. Vicente, uno de los residentes del edificio que más trataba con él, explica que prefería estar solo, que incluso rechazaba las visitas de algunos familiares que a veces acudían a su casa.

Hace unos 10 días, relatan los vecinos, fue a casa de José una trabajadora de asistencia a domicilio que acudía para limpiar la vivienda regularmente. El anciano no abrió la puerta, pasados 45 minutos volvieron a intentarlo, y tampoco respondió. Entonces no saltaron las alarmas porque no era la primera vez que este servicio acudía y José prefería no abrir.

Hace dos días, sin embargo, que en el bloque ya se temían lo peor. Especialmente por el mal olor. Ayer una vecina vio una patrulla de la Policía Local en el barrio y decidió comunicarle sus temores. Los agentes se acercaron y vieron que una ventana del bajo, la que da a la cocina, estaba un poco abierta en la parte superior. Un vecino se subió a una escalera, se asomó y vio el cuerpo de José Trigo inmóvil en el suelo.

Entrada en la vivienda

La Policía Local se puso en contacto entonces con el Servicio Municipal de Extinción de Incendios de Badajoz. Los bomberos forzaron una de las ventanas del salón de la casa, uno de los efectivos entró, localizó las llaves de la vivienda y abrió la puerta principal. Accedieron con trajes especiales por seguridad dadas las condiciones del cuerpo.

Según detallan los testigos, se cree que José Trigo murió nada más levantarse. Su cuerpo estaba en la cocina, donde había cuatro tostadas preparadas y la mantequilla fuera de la nevera. Sin embargo aún no había encendido la radio, lo cual solía hacer pronto por las mañanas.

Sus vecinos se mostraron ayer conmocionados por el hallazgo a pesar de que temían este resultado desde hace varios días. «Esto en Badajoz no suele pasar», fue el comentario más repetido por los residentes de la zona y los testigos que se acercaron atraídos por el revuelo de los policías y bomberos. En las grandes ciudades, comentaron, es habitual leer noticias similares de ancianos que viven solos, «pero son casos que impactan más cuando lo ves tan de cerca», aseguró una jubilada de un portal cercano al del fallecido.

La intervención de las fuerzas de seguridad, que tuvo lugar pasadas las 12.30 horas, causó alarma en la zona, muy céntrica, al encontrarse los vecinos con la calle cortada y numerosos vehículos de emergencias. El portal de José Trigo está a solo unos metros de la avenida Santa Marina, que suele registrar mucho movimiento.

A la zona se desplazaron unidades de la Policía Local, los bomberos y la Policía Nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos