La primavera contra los veladores de Badajoz

Veladores en Sinforiano Madroñero el sábado pasado. :: Pakopí/
Veladores en Sinforiano Madroñero el sábado pasado. :: Pakopí

Los hosteleros esperan que mañana llegue el sol para remontar económicamente

J. L. G. BADAJOZ.

Hay bares donde la caja depende del buen tiempo. Son aquellos con alto número de veladores, lo que supone en una buena tarde casi un centenar de personas consumiendo a la vez. Esto ha sido complicado verlo desde hace demasiadas semanas, se lamenta Joaquín Gil, dueño de La Goyesca. Para él, está teniendo lugar la peor primavera con diferencia en los ocho años que lleva al frente de este bar restaurante. «La recaudación en mi caso ha bajado el 50 por ciento, y se ha notado sobre todo por las noches. Ha hecho demasiado frío», calcula.

Su negocio está situado en la avenida Sinforiano Madroñero de Valdepasillas, un lugar de aceras amplias que permite esa extensión de mesas y sillas en la calle. A partir de cada viernes hay -más bien había- un ir y venir de camareros anotando comandas y transportando platos y bebidas en sus bandejas.

En este 2018 el frío y la lluvia han dado paso a otra estampa típica, la de veladores semivacíos, una imagen que los hosteleros esperan que toque a su fin a partir de esta semana, cuando la previsión meteorológica anuncia una subida de temperaturas propia de mediados de junio.

«Han sido noventa días de lluvia. Ya llega el buen tiempo, pero esto va a ser irrecuperable»

«Es que han sido 90 días lluvia», se sigue lamentando el responsable de La Goyesca, que demuestra tener contados los días en que sus ingresos por el velador han descendido al mínimo. «Por suerte, ya llega el buen tiempo, aunque esto ya va a ser irrecuperable», zanja.

En La Taberna Irlandesa, otro pub con tradición en esta misma avenida de Valdepasillas, la sensación es parecida. En este caso se trata de un local que abrió en 1999. «Nunca hemos visto nada igual», afirma uno de los responsables. «El año pasado hizo un calor exagerado en estas fechas y ahora esto. Si los meses peores son noviembre y octubre y mayo suele ser de los mejores, por culpa del frío y la lluvia va a terminar siendo el peor de este año», vaticinan en este local que suele llenar sus veladores. «En esta ciudad los bares viven mucho de los veladores y si no hay sitio, no pasan dentro, buscan otro», señalan desde este local de Valdepasillas.

Por ello, el problema se puede extender al resto de la ciudad. Según Alberto Montoya, gerente de la Asociación de Empresarios del Casco Antiguo (Aecab), «la disminución de asistencia a los veladores supera ya el 50 por ciento respecto al año pasado. Al principio no afectaba tanto, pero conforme avanzó la primavera empezó a preocupar», dice.

Montoya no pasa por alto que este tiempo tan frío ha afectado a todos los sectores. «En ropa la primavera tampoco ha terminado de arrancar. Y al ser un centro comercial abierto necesitamos que haya gente paseando por las calles».

Sobre las últimas previsiones, el representante de Aecab no se fía. En un par de semanas llega la Feria de San Juan, recuerda. «Hay hosteleros que tienen que hacer inversiones de cara a la Feria de Día y debido a la mala situación económica por culpa de la primavera va a ser complicado. Lo que me da miedo es que de repente vamos a pasar a los 37 grados que dan para este sábado. A ver si ahora no se va a poder salir a la calle por el calor».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos