Policías locales disparan al aire al ser increpados y rodeados por vecinos de La Luneta en Badajoz

Cinco de los participantes han sido identificados y podrían ser detenidos, ya que el vehículo policial sufrió daños

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

Agentes de la Policía Local de Badajoz han tenido que disparar al aire en La Luneta esta madrugada al verse cercados por un grupo de más de 30 personas que rodeaban su coche patrulla mientras les increpaban. Cinco de los participantes han sido identificados y podrían ser detenidos, ya que el vehículo policial sufrió daños.

La intervención policial ha tenido lugar en plena madrugada cuando la Policía Local ha recibido una llamada en la que se quejaban del ruido de una fiesta que impedía descansar a los vecinos de La Luneta pasadas las tres de la mañana. Una patrulla se desplazó hasta el lugar indicado. Al llegar, según ha confirmado la concejala delegada de la Policía Local en Badajoz, María José Solana, un grupo de más de 30 personas rodearon el coche patrulla y comenzaron a increpar a los agentes que estaban dentro.

Los policías pidieron ayuda por radio y hasta el lugar de los hechos se desplazó otra patrulla de la Policía Local, así como efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Sin embargo, la situación continuó en tensión y los presentes siguieron increpando a las fuerzas de seguridad. En algún momento los efectivos municipales realizaron disparos al aire para tratar de controlar la situación.

Finalmente se identificó a cinco de las personas implicadas en los hechos que deben comparecer ante la Policía Nacional. Por el momento el incidente está en fase de investigación, pero podrían producirse detenciones porque el coche patrulla sufrió daños al ser rodeado.

Condena por agresión

En otro orden de cosas, la Audiencia Provincial de Badajoz ha condenado a dos años de prisión a un hombre por agredir en la ciudad a un amigo al que hirió en la cabeza y los brazos, una persona a la que tendrá que indemnizar con 55.000 euros.

La pena fue impuesta ayer después de que las partes hayan llegado a un acuerdo previo al juicio y de que el acusado haya reconocido los hechos, acontecidos en abril de 2016, y haya manifestado su arrepentimiento. La acusación pedía inicialmente seis años de prisión mientras que la Fiscalía solicitaba cinco años.

Los hechos se produjeron en Valdepasillas cuando el acusado, acompañado de un hermano menor de edad, se dirigió al agredido, con el que había tenido un incidente el día anterior. Tanto el acusado como su hermano, que portaban cuchillos, provocaron a la víctima cortes en los brazos y le golpearon en la cabeza, unas lesiones que tardaron en curar un año aunque aún hay secuelas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos