La Policía Local puso 67 denuncias por incumplir la ordenanza

R. R. BADAJOZ.

Los agentes de la Policía Local pusieron el año pasado 67 denuncias a pacenses por incumplir la ordenanza municipal de tenencia de animales y la ley extremeña de protección de animales. Así consta en la memoria de 2017. Estas denuncias, según los mismos datos, se han disparado en un año. En 2016 los agentes pusieron once.

Las denuncias más frecuentes se refieren a perros, según los balances de años anteriores. Y, entre estas, por no contar con toda la documentación requerida o pasear por la calle sin bozal.

Según la normativa, todos los dueños de perros, sean potencialmente peligrosos o no, deben ponerles microchip e inscribirles en el censo municipal de animales. Las razas consideradas de riesgo, además, deben contar con un seguro de responsabilidad civil y con una licencia que emite el Ayuntamiento. Este último trámite suele ser el más desconocido, aunque no sea nuevo.

Las razas de perros peligrosos más comunes en Badajoz son el pit bull y el american staffordshire terrier, aunque existen otras en la misma categoría como dogo y doberman.

Hasta 15.000 euros

Las sanciones, basadas en la Ley 50/99 que regula la tenencia de perros potencialmente peligrosos, van de los 150 a los 15.000 euros. Las calificadas como graves, con una multa de entre 300 y 2.404 euros, son dejarlo suelto o no impedir que se escape, no tenerlo identificado, no tenerlo registrado o no llevar bozal. Entre las muy graves, que pueden llegar a los 15.000 euros, figura adiestrarlos para activar su agresividad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos