La Policía Local de Badajoz multa cada semana a cinco personas por beber en la calle

El Parque de la Victoria, frente a la estación de autobuses, es la nueva zona de botellón ilegal. /Pakopí
El Parque de la Victoria, frente a la estación de autobuses, es la nueva zona de botellón ilegal. / Pakopí

Ha aumentado la presión para cortar los botellones ilegales, especialmente en la nueva zona de moda, el parque frente a la estación de autobuses

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

Suben las temperaturas, y con ellas, los botellones ilegales en Badajoz. En zonas clásicas como Los Cañones, el Nuevo Vivero, el Paseo Fluvial o la Alcazaba, pero también en nuevas ubicaciones como el Parque de la Victoria, la plaza que hay delante de la estación de autobuses. Este año, sin embargo, los infractores no lo tienen fácil porque la Policía Local ha aumentado la presión para tratar de cortar el problema.

Más información

La estadística de la Policía Local señala que han impuesto 81 multas hasta la semana pasada a personas por beber en la calle. El año pasado, por las mismas fechas, se habían tramitado 56. El incremento, señalan desde la comisaría local, no se debe a que haya más botellón, sino a que los agentes siguen una política de tolerancia cero. Es decir, si en años anteriores se advertía a algunos infractores para que se marchasen, en 2018 no. Los agentes sancionan a la primera. Además, a medida que avanza el año aumenta el número de denuncias.

Las multas se formulan por violar el artículo 15 de la Ley de Convivencia y Ocio de Extremadura. «No se permitirá el consumo de bebidas alcohólicas en las vías y zonas públicas, salvo en aquellos espacios dedicados al ocio autorizados expresamente por cada Ayuntamiento...». La infracción está castigada con 300 euros de multa.

Desde la Policía Local aseguran que la única zona donde han encontrado botellones ilegales concurridos es el Parque de la Victoria, frente a la estación de autobuses. Esta nueva ubicación parece estar de moda entre los jóvenes. Sin embargo, en los otros puntos donde tradicionalmente se celebraban, ya no hay grandes concentraciones. Solo grupos pequeños de infractores de forma ocasional.

Desde comisaría también indican que en cada turno hay operativos que revisan las zonas donde puede haber botellón, especialmente los días que suelen celebrarse estas reuniones.

El botellón está restringido en Extremadura desde hace 15 años. El Ayuntamiento de Badajoz estableció en 2003, acogiéndose a la nueva legislación, tres zonas donde sí se permitía beber en la calle. Fueron los alrededores del Nuevo Vivero, el Paseo Fluvial y el ferial de Caya.

Desde el principio hubo infractores. Ha habido zonas donde siempre se han mantenido los botellones, aunque ahora de forma ilegal y menos concurridos. El ejemplo más claro es Puerta Pilar o Los Cañones. También se han dado casos habitualmente en la Alcazaba, especialmente cuando hay eventos en el centro. Durante una época, además, este problema también se enquistó en Valdepasillas, en las traseras del Carrefour donde actualmente está la comisaría de la Policía Local.

A finales de 2016 el Ayuntamiento decidió restringir aún más esta práctica y desde entonces solo se permite en el ferial de Caya. Esta medida, sin embargo, ha provocado que aparezcan más infractores. Además de los que se resisten y beben en el Paseo Fluvial o en el Nuevo Vivero, se han dado muchos más casos en la Alcazaba o Los Cañones.

También han aparecido nuevas zonas de botellón ilegal. Este es el caso, por ejemplo, del parque de Las Vaguadas cuyos vecinos denuncian concentraciones de jóvenes para beber de forma habitual. La última tendencia, según informa la policía, es junto a la estación de autobuses. Esperan que la presión y las multas acaben con el problema.

La Policía Local también recuerda que estas infracciones no solo se imponen a los que realizan botellón de forma irregular, sino también a los clientes que sacan la copa de los bares, ya que esto también está prohibido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos