Piden que se instale un semáforo en el inicio de Ricardo Carapeto

Un vecino cruza en el punto donde piden un paso de cebra. :: c. m./
Un vecino cruza en el punto donde piden un paso de cebra. :: c. m.

La apertura de negocios en esta zona, junto a la llamada rotonda del ocho, ha provocado que muchos más vecinos crucen la carretera

N. R. P. BADAJOZ.

Ayer por la mañana, seis personas cruzaron por la carretera en el primer tramo de la avenida Ricardo Carapeto, el más cercano a la rotonda del ocho, en el lapso de diez minutos. Es una zona en la que los vehículos circulan rápido y la visibilidad es mala porque muchos se incorporan desde la curva. Sin embargo los infractores justifican su comportamiento porque el paso de peatones más cercano está a 300 metros.

Luis González Espejo quiere que esto cambie muy pronto. Este vecino de la Ronda Norte acude habitualmente a la zona comercial que hay al inicio de Ricardo Carapeto y está convencido de que es cuestión de tiempo que se produzca un accidente grave. «A diario cientos de personas pasan por la carretera. Al final ocurrirá algo».

Por esa razón este pacense ha dirigido un escrito al Ayuntamiento de Badajoz para pedir que se coloque un paso de cebra en este punto. Si no se atiende su petición, explica, comenzará a recoger firmas. «Este tema preocupa mucho en San Roque», concluye.

Es cierto. HOY ha reflejado en varias ocasiones peticiones tanto de la Asociación de Vecinos de San Roque como de la Asociación de Empresarios de este barrio para que se mejore el primer tramo de la avenida principal de este barrio. La principal petición es que se coloquen aceras y que se instale iluminación, ya que hay muchos peatones que caminan por la zona y en ocasiones deben invadir la calzada porque los coches aparcan en las cunetas. Además por la noche están completamente a oscuras, por lo que el riesgo de un accidente es mayor.

Esta petición, al igual que la del paso de peatones, no tiene fácil respuesta porque este tramo de Ricardo Carapeto está en medio de un conflicto entre administraciones. En la práctica funciona como una calle más de Badajoz, por lo que dependería del Ayuntamiento, pero en realidad continúa siendo una carretera, por lo que es del Ministerio de Fomento. Cualquier reforma, por tanto, depende de Madrid hasta que esta vía algún día pase a manos municipales. «Me da igual de quien sea, esto es una vergüenza», lamenta Luis González, que pide una solución urgente.

«Antes por aquí no pasaba nadie, pero ahora están los campos de fútbol (de la Federación Extremeña) y hay cientos de niños, vecinos que vienen al gimnasio, al McDonald's, al bazar chino... Hay un trasiego constante y se cruza mal», admite Jonathan Ríos, cliente del gimnasio. A todos estos servicios se une que el bazar que ha abierto en este tramo, cuenta con un aparcamiento al otro lado de la carretera.

«Nadie va a irse a dar un rodeo de cinco minutos. Miras a los lados y pasas. No está bien pero se hace», concluye Cynthia Borras. El paso de cebra más cercado está en el cruce con la calle Eugenio García Estop, a 300 metros.

Fotos

Vídeos