El paro baja en 685 personas en Badajoz pero sigue lejos del mínimo que se alcanzó en 2006

El paro baja en 685 personas en Badajoz pero sigue lejos del mínimo que se alcanzó en 2006Gráfico
MARCOS RIPALDA

La lista del Sexpe se ha reducido en casi 4.000 personas en cuatro años, pero todavía hay 5.978 desempleados más que hace una década

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

El número de parados inscritos en las oficinas del Sexpe de la ciudad de Badajoz se redujo en 685 personas durante el año 2017, hasta los 15.976. La bajada fue del 4,11% con respecto al año anterior, pero la capital de provincia todavía está lejos de los 9.998 desempleados que registró en diciembre de 2006.

Alcanzar ese mínimo histórico llevará años, pero los últimos datos publicados por el Servicio Extremeño de Empleo ofrecen signos de esperanza.

El principal, sin lugar a dudas, radica en el hecho de que el número de inscritos en las oficinas del paro ha disminuido en casi 700 personas durante los últimos doce meses. El dato obtenido en 2017 es positivo, pero refleja una sensible desaceleración en el ritmo de creación de empleo si se compara con los registros obtenidos al inicio de la recuperación económica.

El año 2015 fue el mejor de la última década con 1.418 parados menos, mientras que en 2016 salieron de las listas del Sexpe 957 personas. Los últimos cuatro años hablan de una mejora, pero evidencian igualmente que la reducción del número de desempleados es cada vez menos rápida.

Otras localidades

LocalidadParado
Almendralejo4.094
Badajoz 15.976
Don Benito 3.593
Mérida6.881
Montijo 2.115
Olivenza 1.349
Villafranca 1.404
Villanueva de la Serena 2.748
Zafra 1.869

Si la evolución del mercado laboral mantiene el ritmo de 2017, la ciudad tardará más de ocho años en volver a los niveles de paro alcanzados en 2006.

«A la velocidad que baja el paro, tardaríamos más de 20 años en lograr que el desempleo se sitúe en el 5%, eso está haciendo que la gente se marche fuera de la región para buscar el empleo que no encuentra aquí», lamenta Teodoro Casado, secretario de Formación y Empleo de UGT en Extremadura. «Y el problema es que no se observa una perspectiva de cambio», prosigue el representante sindical.

Crece la afiliación

Su valoración está marcada por el pesimismo, pero no resta importancia a la mejora paulatina que desde el año 2014 se observa tanto en el número de desempleados como en el de afiliados a la Seguridad Social.

El último dato sobre cotizantes hace referencia al pasado mes de diciembre, cuando se contabilizaron en Badajoz capital 59.304 personas dadas de alta en la Seguridad Social. Son 939 más que un año antes.

El número de cotizantes a la Seguridad Social creció en casi 1.000 personas el pasado año

La mejora es aún mayor si se compara con los datos de diciembre de 2015. Entonces había 56.289 cotizantes, unos 3.000 menos que en la actualidad.

Antonio Santiago Candelo, delegado de CC OO en la comarca de Badajoz, es muy claro en su valoración. «No hay duda de que cualquier descenso en el desempleo debe ser valorado de forma positiva, pero tampoco podemos olvidar que a pesar de la reducción del paro no se está logrando aumentar la recaudación de la Seguridad Social y eso puede poner en peligro el sistema de pensiones».

Sueldos bajos

Como causa, Candelo apunta a los bajos salarios que se pagan a los nuevos cotizantes. «Somos la comunidad autónoma con el salario medio más bajo, somos la comunidad autónoma con la pensión media más baja... Eso no augura un futuro muy prometedor para quienes vivimos aquí».

Este veterano sindicalista lamenta que en la ciudad de Badajoz el empleo que se crea esté ligado fundamentalmente al sector servicios. «Al contrario que en otras capitales, aquí no hay industria y eso genera precariedad, contratos a tiempo parcial, muchos contratos por hora y sueldos bajos».

Sus palabras quedan corroboradas por los últimos análisis del empleo en la ciudad. En ellos se observa que el sector que mayor número de demandantes de trabajo acapara es el de los servicios, con 11.546 personas inscritas en las oficinas del Sexpe (313 menos que un año antes).

El segundo sector con mayor número de desempleados es ahora el agrícola, con 1.107 inscritos (54 menos que un año antes).

El tercero es el de la construcción, en el que se observó una notable mejora durante el año pasado. Hay 186 parados menos que en 2016, por lo que el 14,5% de los desempleados de la construcción han salido de las listas del Sexpe. Por último está la industria, que suma 728 parados (68 menos que un año antes).

Más mujeres que hombres

De las estadísticas sobre desempleo pueden extraerse otras conclusiones importantes. Entre ellas, que el número de mujeres que demandan oficialmente un empleo (8.960) es mayor que la cifra de hombres (7.016).

En el sector servicios han salido del paro 313 desempleados y 186 en el de la construcción

También se puede constatar que el tramo de edad en el que hay más desempleados es el comprendido entre los 45 y los 49 años (2.181 demandantes). La segunda franja de edad con más falta de trabajo es la que va de los 50 a los 54 años (2.071).

«Uno de los grandes problemas que tenemos es el reciclaje laboral de los mayores de 45 años. Son candidatos a convertirse en parados de larga duración que, en el futuro, se convertirán en jubilados pobres si no se toman medidas», advierte Teodoro Casado, que reclama medidas urgentes a las administraciones para evitar que esa predicción se cumpla.

«Es urgente abordar el problema del desempleo con los alcaldes para buscar soluciones», concluye Antonio Santiago Candelo, que alerta de la importante tasa de desempleo que se mantiene aún en Extremadura, con un 24,8% de paro. «Seguimos estando muy por encima de la media nacional, eso nos obliga a buscar soluciones para que Extremadura no siga perdiendo población y oportunidades».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos