«He pagado 1.200 euros por una formación que no estoy recibiendo»

Alumnos de la especialidad de Orientación del máster del profesorado, en el campus de Badajoz/Pakopí -
Alumnos de la especialidad de Orientación del máster del profesorado, en el campus de Badajoz / Pakopí -

Alumnos del máster del profesorado de la UEx denuncian que no pueden completar el curso por falta de docentes

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

Los alumnos del máster universitario en formación del profesorado de la Universidad de Extremadura (UEx), en la especialidad de Orientación, están sin profesor. El día 21 de enero tendrían que haber empezado las clases de una de las dos asignaturas que tienen en este segundo cuatrimestre, pero aún están a la espera.

Llueve sobre mojado para los alumnos de este máster (el sustituto del antiguo CAP –Certificado de Aptitud Pedagógica–), obligatorio para todos los que aspiran a una plaza pública de docente en Educación Secundaria.

En el primer cuatrimestre también tuvieron problemas con el profesorado del máster. Una de las asignaturas, comunes a las cuatro especialidades en los que se imparte este máster en Badajoz, empezó «mal y tarde», califica Cristina Valverde, delegada de la especialidad de Orientación. Tras esperar un mes para comenzar la asignatura, la formación se vio interrumpida de nuevo por la falta de docentes.

Noticias relacionadas

La situación ha vuelto a repetirse a la vuelta de las Navidades. De las dos asignaturas teóricas que tendrían que haber empezado a finales de enero, una de ellas aún está sin profesor. «Solo tenemos cinco semanas de clases porque el 12 de marzo empezamos las prácticas y seguimos sin profesor y sin que nadie nos diga nada», detalla Valverde.

Los alumnos han enviado varios escritos al departamento de Educación de la UEx y al propio decano para hacerles llegar su malestar, pero siguen sin solución.

«Si el máster son 60 créditos, la mitad no los hemos dado por falta del profesorado. Lo que queremos es aprender, no solo que nos den el título y habiendo dado la mitad del temario, la calidad de la enseñanza es nefasta», se queja.

Denuncian improvisación en la impartición del máster desde el inicio. «Ya el primer día de clase nos metieron a los 120 alumnos en una clase de 90 y pretendían que estuviéramos de pie. Después de rotar por varias aulas, ya nos acomodaron. No entiendo que nos dijeran que no habían previsto tantos alumnos cuando ofrecen ese número de plazas», argumenta Valverde.

Tampoco entienden que no haya profesores –dice– «para asumir la oferta educativa que nos ofrecen y por la que hemos pagado».

Rosalía Saavedra es otra alumna del máster. Su impresión es la misma. «Ha habido falta de previsión. Tengo la sensación de que me han timado porque he pagado 1.200 euros por una formación que no estoy recibiendo. Voy a salir al mercado laboral en junio y no he aprendido nada».

«Sentimos una insatisfacción absoluta», resume Valverde. Esto es precisamente lo que les ha llevado a denunciar su situación de la que la Universidad de Extremadura es consciente.

La UEx pide disculpas

El 12 de enero el vicerrector del profesorado autorizó al departamento de Educación a contratar a un docente sustituto para cubrir la asignatura del máster. Días después, le volvió a enviar una nueva misiva instando a que si se retrasaba la elección del profesor, aplicaran la normativa de la docencia sobrevenida, que permite aumentar la carga lectiva de los profesores del departamento para cubrir provisionalmente la asignatura.

Ni uno ni lo otro se ha hecho, reconoce la UEx. «Ha habido un fallo y pedimos disculpas. Se tiene que resolver de forma inminente y las clases se tendrán que recuperar sin ninguna duda», anuncia Agustín Vivas, responsable de comunicación de la Universidad. «Vamos a estudiar qué ha sucedido y se tomarán las medidas oportunas si ha habido dejación de funciones para que no haya profesor y no se están dando las clases», añade.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos