Ocupada una segunda vivienda de la Junta al lado de las Casas Coloradas en Badajoz

La vivienda recién ocupada, la blanca que hace esquina entre las calles Brocense y San Lorenzo. :: /HOY
La vivienda recién ocupada, la blanca que hace esquina entre las calles Brocense y San Lorenzo. :: / HOY

En diciembre se instalaron en una casa de la Secretaría General de Vivienda en la calle Brocense y hace unos días han entrado en otra

REDACCIÓN

La Junta de Extremadura va a denunciar la ocupación ilegal de otra de sus propiedades en el Casco Antiguo de Badajoz. En diciembre unas personas se instalaron sin permiso en un casa que la Administración regional acababa de rehabilitar en la manzana de las Casas Coloradas, en la calle Brocense. Hace unos días, miembros de la misma familia ocuparon otra de sus propiedades a solo 50 metros.

Más información

La Junta confirmó que había okupas en la segunda vivienda el jueves pasado. Se trata de un inmueble que hace esquina entre las calles Brocense y San Lorenzo. Técnicos de la Secretaría General de Arquitectura, Vivienda y Políticas de Consumo acudieron a la casa acompañados de agentes de la Policía Nacional para hablar con los ocupantes y constatar que se habían instalado en esta propiedad. Desde la Junta explican que la vivienda estaba en proceso de rehabilitación. «Se estaba pendiente de la disponibilidad presupuestaria para poder realizar el acondicionamiento de la misma y adjudicarla por el procedimiento legalmente establecido», añaden.

Tras confirmar que la vivienda está ocupada de forma irregular, la Junta realizará una denuncia por usurpación esta misma semana. Será la segunda de este tipo contra la misma familia en apenas cuatro meses, ya que los técnicos confirmaron que los ocupantes de las dos casas de la calle Brocense, ambas de la Junta, son parientes.

Por tanto estas viviendas, que debían ser adjudicadas siguiendo un proceso reglado, quedan en manos de la justicia. Lo más probable es que no se desocupen hasta que finalice el proceso legal y se determine un desahucio. La mayor preocupación de los vecinos de la zona es que este procedimiento se alargue.

Más presencia policial

Los residentes preocupados por la ocupación de estas casas no quieren dar sus nombres porque tienen miedo a las represalias. Aseguran que las personas que se han instalado en la calle Brocense han protagonizado varios altercados con los peatones que pasan por la zona. Se sienten intimidados.

Ante esto, los afectados ruegan que haya más presencia policial en la zona para evitar incidentes hasta que las casas sean desalojadas y vuelva la normalidad.

La convivencia no es el único problema. Según los vecinos, nada más instalarse en la segunda vivienda ocupada, manipularon el cableado eléctrico de la calle, que está muy deteriorado porque cuelga en varios puntos, y es accesible. Las maniobras para engancharse a la red supusieron una avería que afectó a varias vivienda de la zona durante dos días.

Al agua también acceden de forma irregular, según explican los testigos. En concreto enganchan mangueras a las arquetas de la calle Brocense. Han roto varias losetas para lograrlo y en varias ocasiones han provocado que se inunde la zona. Estos dos casos en la manzana de las Casas Coloradas son muy llamativos por tratarse de una de las calles más céntricas del Casco Antiguo, ya que conecta San Juan con la Torre de Espantaperros. Además se trata de viviendas públicas que estaban en proceso de rehabilitarse y ser habitadas legalmente. Sin embargo, la ocupación irregular no es nueva en la zona monumental. Hay varias propiedades con okupas.

Los casos de viviendas en buen estado, como las de la Junta, son más escasos. Lo más habitual es que los okupas se metan en infraviviendas ruinosas. Algunas las utilizan para dormir, aunque carecen de agua o luz y otras se usan como fumaderos, solo para el consumo de drogas. En ambos casos es habitual que se produzcan incendios dado el mal estado de las estructuras.

Uno de los casos más llamativos de ocupación se vivió en la calle Eugenio Hermoso, en el número 42, que se usó durante años como vivienda y fumadero.Esta casa fue demolida en enero y desde entonces ha habido varios intentos de ocupación de otras viviendas en la zona que están desocupadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos