Ocho empresas aspiran a hacer el mercado gourmet de Badajoz en el Hospital Provincial

Simulación de cómo quedará la planta baja del Hospital Provincial tras las obras. :: HOY/
Simulación de cómo quedará la planta baja del Hospital Provincial tras las obras. :: HOY

La Diputación confía en que las obras para rehabilitar la planta baja del edificio empiecen este verano

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

Ocho empresas quieren ser las que conviertan la primera planta del Hospital Provincial de Badajoz en mercado gourmet. Este es el número de ofertas que la Diputación pacense ha recibido a su concurso para hacer las obras de rehabilitación de la primera fase.

La adjudicación de los trabajos es el último paso para que por fin el antiguo Hospital San Sebastián enfile su nuevo destino, tras perder su uso sanitario y asistencial hace quince años.

Para decidir la empresa que se encargará de estas obras, esta semana se reunirá la mesa de contratación para analizar primero la documentación administrativa de las ofertas presentadas. Después, será el turno de evaluar la propuesta técnica de cada empresa y, por último, se puntuarán las ofertas económicas.

Con el calendario en la mano, el director del área de Fomento de la Diputación de Badajoz, José María Ramírez, calcula que las obras se adjudicarán a finales de mayo. Estará entonces todo listo para que los trabajos puedan comenzar en verano. La única duda que queda por despejar es si para esa fecha estará ya la licencia municipal de obras, que está actualmente en el servicio municipal de Urbanismo.

Ya ha pasado un año desde que se presentara públicamente el proyecto de reconversión del Hospital Provincial. En marzo de 2017, la Diputación desveló sus planes para el inmueble de acuerdo con el proyecto del arquitecto extremeño José María Sánchez.

Hemeroteca

La institución que preside Miguel Ángel Gallardo decidió entonces mantener la idea del plan director (el primer proyecto sobre el futuro del Hospital Provincial presentado en febrero de 2015) de darle un uso público-privado al edificio. Al contrario, en cuanto a la intervención en el inmueble, se decantó por una actuación encaminada a devolverle su valor patrimonial y adaptar los nuevos usos a su estructura.

La intención de la Diputación es reabrir la planta baja del Hospital Provincial, que es la que se recuperará primero. Por delante, catorce meses de obras que, de empezar este verano, podrían acabar en el otoño de 2019 e incluso un poco antes ya que se espera que entre las mejoras que presenten las empresas esté la rebaja del plazo de ejecución.

Ya hay interés por instalarse

El presupuesto para estos trabajos es de 2,6 millones de euros, una cifra más alta de la prevista inicialmente porque la intención de la institución provincial es que «la obra se acabe llave en mano para que los negocios puedan instalarse inmediatamente», confirma Ramírez.

A este respecto, el director del área de Fomento adelanta que el mercado gourmet ya despierta el interés de la inversión privada. Él mismo –confiesa– ha recibido a empresas interesadas en instalarse en el Hospital Provincial. La tarea de adjudicar los puestos del mercado (que combinará la venta de alimentos frescos y preparados y la artesanía), será del ente público-privado anunciado por la Diputación de Badajoz, pero que aún no se ha constituido.

EL PERIPLO DEL HOSPITAL

Año 2003. El Hospital Provincial pierde su función sanitaria y asistencial. Hasta el 2009 se mantiene parcialmente ocupado, albergando servicios de la propia Diputación.

En 2010. La Diputación cede el edificio al Instituto de Turismo de España (Turespaña) con la idea de convertirlo en Parador Nacional.

En 2015. El Hospital Provincial vuelve a las manos de la Diputación, después de que el proyecto de parador se frustrase.

En 2016. Se presenta el plan director del Hospital Provincial, el documento que define los usos futuros del edificio y la propuesta de intervención. Esta última queda finalmente descartada.

En 2017. Se presenta el proyecto completo de rehabilitación y las obras de la primera fase. Están ahora en fase de contratación.

El futuro mercado gourmet abarcará mil metros cuadrados de los 3.500 que se van a rehabilitar en esta primera fase y que afectan a la parte del edificio con valor patrimonial. Los puestos irán repartidos por el contorno del edificio, tendrán diferentes tamaños y una distribución modular para evitar condicionar la estructura del inmueble y el espacio de los negocios. Los cuatro patios del edificio también formarán parte del mercado ya que están pensados para que sirvan como terrazas de los puestos.

El proyecto prevé que el mercado tendrá capacidad para una quincena de puestos y después habrá dos salas, más amplias, para acoger eventos pop-up, se trata de ventas limitadas en el tiempo y normalmente de corta duración, que facilitarán la renovación de la oferta comercial del mercado y que están muy de moda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos