Ocho años de prisión para un hombre por abusar de una menor hija de su pareja en un pueblo de Badajoz

Audiencia Provincial de Badajoz/HOY
Audiencia Provincial de Badajoz / HOY

Incumplió la orden de alejamiento que le impedía acercarse a la niña y también ha sido condenada la madre por no denunciar los hechos

E. F. V.

La Audiencia Provincial de Badajoz impondrá una condena de casi ocho años de prisión a un hombre de unos 45 años de edad que abusó de la hija de su pareja, hechos por los que también ha sido condenada la madre de la menor –tenía 14 años en el momento de sufrir la agresión– después de quedar probado que no denunció lo sucedido a pesar de saber lo que había ocurrido.

El juicio que debía sentar en el banquillo a los acusados, de unos 45 años de edad, había sido fijado para el día de ayer. Finalmente no fue necesario que se celebrara la vista oral porque la Fiscalía, como acusación pública, y el abogado de la defensa alcanzaron una conformidad previa.

Los hechos por los que han sido condenados tuvieron lugar en el verano de 2016 en un pueblo de la provincia de Badajoz cuando el procesado, con antecedentes por abusos sexuales continuados y una orden en vigor que le impedía acercarse a la hija de su pareja, aprovechó la visita de la niña a la casa de una tía para tocarle los pechos y los genitales. Además, le ofreció 10 euros para que le tocara el pene. Los abusos se repitieron en Semana Santa.

La víctima de estos hechos era una menor de 14 años de edad tutelada por la Junta de Extremadura que padece un trastorno de la personalidad del 29%, razón por la que su edad mental es inferior a la edad que realmente tiene.

El procesado también se ha reconocido autor de otro delito de abuso sexual sufrido por una niña de 11 años a la que intentó realizarle tocamientos en sus partes íntimas. En este caso la niña logró zafarse del abusador.

Por la agresión sexual continuada sufrida por la hija de su pareja la Audiencia le impondrá una condena de seis años de prisión.

A esta pena se sumarán otros once meses de prisión por quebrantar la orden judicial que le obligaba a mantenerse alejado de la hija de su pareja. La condena le obliga también a mantenerse separado de la hija de su pareja durante 22 años. Además, cuando el penado salga de prisión permanecerá en libertad vigilada durante ocho años.

En cuanto a la madre, se le imponen 3 años medio de cárcel, la prohibición de acercarse a su hija durante siete años y la pérdida de la patria potestad sobre esa hija.

La sentencia también impone 23 meses de prisión al procesado por los abusos sufridos por la niña de 11 años.

En el procedimiento se ha aplicado la atenuante de dilaciones indebidas, razón por lo que se ha reducido la pena impuesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos