El militar mutilado al que todo el mundo recuerda por su rifirrafe con Unamuno

Millán Astray. :: hoy/
Millán Astray. :: hoy

Para unos, Millán Astray fue un héroe de guerra y un gran patriota, para otros un fascista amigo personal de Franco y afín a la dictadura

M. F. R. BADAJOZ.

Millán Astray ha pasado a la historia con algunas luces y muchas sombras, pero sobre todo se le recuerda por su célebre frase: 'Muera la inteligencia' en su choque contra Unamuno, quien respondió la sentencia no menos célebre: 'Venceréis pero no convenceréis', en la Universidad de Salamanca durante la celebración del -entonces llamado- día de la raza en 1936. Un episodio que los defensores del militar tachan de leyenda negra y achacan a la propaganda republicana.

Al margen de este capítulo, en el currículum de Millán Astray está haber luchado con 16 años en la guerra de Filipinas y luego en Marruecos. Sus heridas le convirtieron en el general mutilado. Era cojo, manco y tuerto. Él fue quien en 1920 fundó la Legión Española.

Sus sombras le vienen por su amistad personal con Franco y por su participación activa en la dictadura. Aquí otra vez, sus defensores dicen que su papel fue secundario. Argumentan que el golpe de estado contra la Segunda República sorprendió a Millán Astray dando una conferencia en Argentina. Si bien, la Legión tuvo un papel destacado en la sublevación. El paso de la 'columna de la muerte' por la provincia de Badajoz es uno de los capítulos más trágicos de nuestra historia reciente.

Durante la dictadura fue elegido jefe de propaganda del régimen, cargo que dicen sus defensores ocupó poco tiempo para ponerse al frente del cuerpo de mutilados, una red asistencial para los heridos del ejército nacional. También fue procurador en Cortes, pero quienes alaban su figura destacan de él su patriotismo y su cercanía con los pobres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos