Un local del centro de Badajoz se enfrenta a una multa de 100.000 euros por alargar el cierre

R. R. BADAJOZ.

Un establecimiento del centro se enfrenta a una posible sanción de 100.000 euros por incumplimientos en el horario de cierre y la normativa de ruidos. Así lo indicaron ayer tanto el superintendente de la Policía Local, Rubén Muñoz, como la primera teniente de alcalde, María José Solana, aunque no precisaron de qué bar se trata.

Los agentes pusieron cinco denuncias a establecimientos del centro por estos motivos de alargar el cierre y generar ruidos. Dos de ellos fueron reincidentes. Es decir, que les multaron el viernes y el sábado. Las sanciones normales, según explicaron ayer, oscilan entre los 14.000 y los 20.000 euros, aunque existe ese expediente que llega a los 100.000 euros por reiteración. Recordaron también que la comisión de tres faltas graves conlleva la retirada de la licencia de apertura, aunque la competencia en este tipo decisiones corresponde a la Junta de Extremadura.

La primera teniente de alcalde incidió en que lo habitual es que los bares cumplan. «Así lo hace el 99% de los establecimientos», aseguró, quien añadió que los controles siempre se han realizado.

La Policía Local también denunció la celebración de dos fiestas en pisos de Valdepasillas y María Auxiliadora donde no dejaron descansar a los vecinos. También cuatro botellones en Santa Marina.

Por otro lado, un hombre de unos 75 años resultó herido a las 10.30 horas de ayer al ser atropellado por un coche cuando cruzaba por un paso de peatones de la avenida Sinforiano Madroñero. El herido fue llevado al hospital con un golpe en la cabeza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos