La joven había concertado el viaje a través de una app

Viajaba junto a otros dos profesores de inglés y juntos reservaron un coche desde Zafra

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

El accidente en el que resultó herida Louise se produjo el pasado 24 de febrero en el kilómetro 20,200 de la carretera Nacional 432. Eran las 21.30 horas cuando el conductor del Toyota Avensis en el que viajaba esta chica en sentido Badajoz inició una maniobra de adelantamiento para rebasar a un Renault Clio que también circulaba en dirección a la capital.

Testigos presenciales han explicado que cuando el Toyota Avensis se encontraba en el carril izquierdo colisionó frontalmente con un Toyota Corolla que circulaba correctamente por ese mismo carril en dirección Zafra. Como consecuencia del choque, falleció la conductora del Toyota Corolla, mientras que el conductor y los ocupantes del Toyota Avensis resultaron lesionados de distinta gravedad.

Por lo que ha trascendido, el coche en que viajaban los profesores de inglés procedía de Sevilla y era conducido por un joven de 28 años de edad vecino de Badajoz que fue ingresado en el hospital en estado grave.

Ese conductor se había dado de alta en la aplicación Blablacar y ese día había recogido en Zafra a Louise y a los otros dos profesores, que a pesar de hacer uso del cinturón de seguridad sufrieron lesiones importantes.

No es el primer accidente en el que se ve involucrado un vehículo con pasajeros que habían concertado el viaje a través de esta aplicación para móviles. El 19 de julio de 2016, a las 2.45 de la madrugada, hubo otro accidente con víctimas en el kilómetro 34,800 de la carretera Nacional-432, dentro del término municipal de Santa Marta de los Barros.

Entonces era un joven de 24 años el que conducía un coche Chevrolet Kalos que se salió de la calzada cuando realizaba un desplazamiento entre Jaén y Badajoz. Dentro de ese coche viajaban como ocupantes dos jóvenes de 21 años: una perdió la vida y la otra sufrió heridas de gravedad.

En este tipo de accidentes, el ocupante que hace uso de un vehículo concertado a través de la red BlaBlaCar cuenta con la protección del seguro particular que tenga contratado el propietario de ese vehículo (siempre que el dueño del coche cuente con póliza). Por tanto, la cobertura sería la misma que si viajase como ocupante en el vehículo de un amigo. «Al no haber ánimo de lucro por parte del conductor, el seguro de su coche ya cubre el trayecto», afirma BlaBlaCar en su página web.

Expertos consultados por HOY han alertado de que cuando se hace uso de este tipo de vehículos es importante tener referencias de la persona con la que se viaja dado que en este tipo de aplicaciones móviles se puede dar de alta cualquier persona. «No es lo habitual, pero podría suceder que el conductor no tenga carné de conducir o que no tenga seguro en vigor. Por eso es preciso estar alerta».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos