Los jardineros de Badajoz piden más personal para cumplir con su trabajo

Dos jardineras municipales trabajando ayer. :: /CASIMIRO MORENO
Dos jardineras municipales trabajando ayer. :: / CASIMIRO MORENO

Admiten que hay zonas sin atender debidamente por la escasa plantilla o contratados sin preparación y apuntan también al vandalismo

ROCÍO ROMEROBadajoz

Hablan de incertidumbre en sus puestos de trabajo. Ven que no llegan a atender todos los jardines de la ciudad y temen que el Ayuntamiento privatice Parques y Jardines, igual que ocurrió hace años con la limpieza y recogida de basuras. Es lo que advierten desde el sindicato con mayor representación en el Ayuntamiento, CSIF, que pide una reunión con el alcalde para trasladarle los problemas en su trabajo. Dicen que la falta de personal les impide atender el cerca de 1,5 millones de metros cuadrados de zonas verdes que existen en la ciudad.

Actualmente cuentan con 37 trabajadores, a los que se suman 60 cada seis meses del Plan Experiencia. Ahí ven un problema. Julio Palomo es el representante del sindicato. Dice que son trabajadores voluntariosos, pero que no conocen la profesión. Y eso hace que se les acabe el contrato cuando han aprendido las tareas. De ahí que pidan la puesta en marcha de bolsas de empleo de larga duración en las que los empleados tengan mayor motivación y tengan tiempo de aprender y desarrollar posteriormente lo aprendido.

5,4 millones de euros

Es el gasto anual del área municipal de parques y jardines, según los presupuestos de este año. El Ayuntamiento tiene adjudicado a Joca el mantenimiento del parque del río por 404.000 euros anuales y a Imesapi el cuidado de Tres Arroyos por 52.000 euros al año

Julio Palomo empezó a trabajar en el servicio en 1978. Dice que entonces contaban con más de un centenar de empleados y lo compara con los 40 actuales, que incluye los cinco trabajadores de administración. Aseguran que existen 23 vacantes en el servicio, aunque reclaman llegar a 150 personas porque tienen que atender muchos jardines dispersos por la ciudad y están obligados a desplazarse constantemente. Contrapone el descenso del personal al crecimiento de los jardines. La ciudad cuenta ahora con muchas más zonas verdes ahora que en los años setenta. Tantas, que cada uno de los jardineros tiene que atender 36.400 metros cuadrados de áreas verdes. Y comparan este dato con el trabajo de los jardineros del parque del río, donde cada jardinero atiende unos 10.000 metros cuadrados. Esto es, la carga de trabajo se reduce a una tercera parte.

¿Por qué?

Los jardineros municipales se comparan con los que atienden el parque del río porque su gestión está privatizada. En este caso depende de Joca, una empresa que percibe 404.245 euros anuales, sin IVA, del Ayuntamiento por mantener los jardines y vigilar esta zona durante las 24 horas del día. Se le adjudicó en 2015 y el contrato tiene vigencia hasta 2019. En este caso se comprometieron a tener 25 jardineros en este parque y se les obligó a contratar a discapacitados. Es ese perfil social el que argumentan en el Ayuntamiento para defender esta externalización y a la que se refieren si se plantearan nuevas contrataciones a empresas para reforzar el servicio público. Aunque, de momento, el alcalde ha insistido en varias ocasiones que se mantendrá el servicio tal y como está. Ayer fue Antonio Ávila, concejal de Medio Ambiente, el que se remitió de nuevo a las declaraciones del alcalde.

El otro parque que no depende de los jardineros municipales es el de Tres Arroyos. En este caso se acaba de adjudicar a Imesapi por 52.000 euros al año y se encargará de otros trabajos además de los propiamente relacionados con los jardines.

Cada cierto tiempo se habla desde la oposición o los sindicatos de una posible privatización pero, de momento, en el Ayuntamiento no hay concursos en marcha para nuevas adjudicaciones.

El concejal Antonio Ávila sí admite que «el servicio ha caído». Apunta a las vacaciones de los empleados y a las altas temperaturas de este verano, que han complicado el mantenimiento de los jardines. Y también al vandalismo. Tanto los trabajadores como el concejal apuntan a que el parque del Rivillas y el Calamón han sufrido diversos incendios en las últimas semanas. Antonio Ávila apunta a unos 15. Quieren hacer una valoración para recuperarlo en las próximas semanas.

Bolsas de trabajadores

El concejal destaca que el Ayuntamiento ha adquirido doce máquinas cortacésped recientemente, por lo que asegura que se está dotando de medios.

El concejal coincide también con los trabajadores en que los contratados a través del Plan Experiencia carecen de formación sobre el trabajo y que tienen que abandonar sus puestos cuando aprenden las tareas. «Tendremos que hacer bolsas de trabajo de mayor duración para jardineros», admite en otro aspecto en el que da la razón a CSIF.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos