Un incendio de pastos en la carretera de Olivenza provoca cortes de tráfico

Las llamas saltaron de un lado a otro de la carretera de Olivenza. :: C. MORENO

Las llamas quemaron ocho hectáreas y se propagaron por el viento dando lugar a varios focos simultáneos

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

Un incendio quemó ayer ocho hectáreas de pastos en la carretera de Olivenza durante las tres horas que estuvo activo. Las llamas obligaron a cortar de forma intermitente la carretera, lo que provocó importantes retenciones de vehículos en torno al mediodía.

El fuego comenzó a las 14.30 horas en la zona conocida como 'Malos Caminos' (el sendero que sale desde el Complejo Alcántara y discurre paralelo al río Guadiana), a la derecha de la carretera en dirección a Olivenza. Sin embargo, las llamas fueron saltando y abriendo distintos focos, lo que complicó las tareas de control y extinción.

El viento, creen los bomberos, fue el causante del desplazamiento de pavesas que prendieron dando lugar a que los agentes tuvieran que trabajar en varios frentes al mismo tiempo.

El movimiento de las llamaue el momento más complicado para los nueve bomberos de Badajoz que trabajaron en el incendio, a los que apoyaron una dotación del Infoex llegada desde Almendral. «Ha sido bastante peligroso porque la visibilidad era nula por el humo», detallan.

Esto obligó a que la Policía Local y la Guardia Civil tuvieran que regular el tráfico y cortar la circulación de forma intermitente entre el cruce de la carretera de Olivenza con la Granadilla y el Corazón de Jesús. Dada la hora, el mediodía, se vivieron importantes retenciones tanto a la entrada como a la salida de Badajoz por esta vía.

En torno a las 17.30 horas, los bomberos dieron por extinguido el incendio y la circulación recobró la normalidad.

En este fuego se quemaron ocho hectáreas de pastos y dos almacenamientos pequeños de pacas de heno. Este es el balance de daños del primer incendio importante de la temporada.

Los bomberos no pudieron detallar la causa de este fuego, pero sí aprovecharon para recordar que con la subida de temperaturas y la vegetación seca hay que extremar las medidas de prevención para evitar los incendios en el campo. En este sentido, han recordado que no se deben hacer barbacoas ni siquiera en las zonas autorizadas, que no se arrojen las colillas de los cigarrillos sin cerciorarse antes de que están apagadas y que se evite el uso de herramientas de trabajo que desprendan chispas. Del mismo modo, los agentes recuerdan la importancia de tener cortafuegos en los terrenos agrícolas y de que los propietarios de las parcelas urbanas las mantengan limpias de vegetación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos