Un incendio en la carretera de Valverde calcina 15 hectáreas de pastos

El fuego calcinó 15 hectáreas entre la urbanización Los Lebratos y el cuartel militar de Sancha Brava
El fuego calcinó 15 hectáreas entre la urbanización Los Lebratos y el cuartel militar de Sancha Brava

En apenas tres horas, se simultanearon cinco fuegos anoche en la ciudad

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

Los bomberos tuvieron que emplearse a fondo anoche, cuando en apenas tres horas recibieron la alerta de cinco incendios en la ciudad. El más importante se produjo en la carretera de Valverde de Leganés y requirió la intervención de seis dotaciones de bomberos para extinguir las llamas.

El fuego se produjo a las 23.30 horas de ayer cuando comenzaron a arder pastos en la cuneta entre la urbanización Los Lebratos y el cuartel militar de Sancha Brava, que puso en alerta a los vecinos de Las Vaguadas. Mientras los bomberos se afanaban por sofocar las llamas, se detectó otro foco en la carreta de Sevilla.

Los bomberos tuvieron que activar el sistema de respuesta de localización por falta de personal y recursos para atender este fuego, en el que también intervinieron efectivos de la Policía Local, Guardia Civil, CPEI (bomberos de la Diputación) y Cruz Roja.

En la extinción de este incendio, que se dio por apagado casi a las tres de la mañana de hoy, se emplearon 15.000 litros de aguas. La superficie quemada es de 15 hectáreas de pastos.

Poco antes, en torno las 22.40 horas de ayer tuvo lugar el primero de los incendios en la pollería El Capitán de la carretera de Sevilla. El fuego comenzó en la freidora y alcanzó parte de la campana extractora de humos.

Dos vehículos de extinción, más el de mando de los bomberos, acudieron hasta el negocio para sofocar las llamas y ventilar el local.

En el fuego, resultó herido un empleado que tuvo que ser atendido por los sanitarios del Servicio Extremeño de Salud porque se quemó las manos intentando sofocar el incendio.

Fuego en viviendas

Los bomberos también tuvieron que intervenir pasada la media noche en dos fuegos de viviendas. El primero se produjo en la planta baja de un bloque del Cerro Gordo, en la calle Batalla de Río Seco. Los vecinos dieron la alerta por la presencia de humo en el portal. Los bomberos tuvieron que derribar la puerta para poder acceder al interior de la vivienda y sofocar las llamas en una habitación llena de ropa.

Mientras estaban actuando en esta vivienda, los bomberos recibieron otra llamada para atender un fuego en el edificio Mapfre, que se sofocó rápidamente con la intervención de una única dotación.

En torno a la 1.15 de esta madrugada se produjo el último fuego, esta vez de pastos, en las inmediaciones del campo de la federación, en el Cerro del Viento, junto al cementerio viejo.

Fotos

Vídeos