Usuarios del coche eléctrico dan la bienvenida al proyecto de la red de carga de la Diputación

Juan Manuel Moya carga su coche eléctrico dentro de la ciudad, en una imagen de archivo. :: hoy/
Juan Manuel Moya carga su coche eléctrico dentro de la ciudad, en una imagen de archivo. :: hoy

Aún queda por saber, por ejemplo, cómo podrán pagar los particulares que usen las instalaciones dispersas por la provincia de Badajoz

ROCÍO ROMERO BADAJOZ.

La Diputación tiene previsto crear una red de estaciones de carga eléctrica el próximo año en la provincia, de forma que los conductores encuentren una cada 35 kilómetros. La iniciativa se incluye en el borrador de Presupuestos para el próximo año, que se aprobará este mes.

Los usuarios y los expertos en motor y energía dan la bienvenida a la iniciativa, entre otras cosas porque dicen que es la forma de que los propietarios de este tipo de vehículos puedan usarlos para distancias medias. En la ciudad de Badajoz o de Mérida existen puntos disponibles en distintas ubicaciones, pero dentro de sus cascos urbanos. El problema surge en los desplazamientos entre localidades.

LAS VENTAJAS

uMenos contaminante
Al menos, el 40% de las emisiones de dióxido de carbono proceden de los vehículos de gasoil, así que se reduciría notablemente si se optara por medios eléctricos, según Agenex.
uMás económico
Recorrer cien kilómetros con un vehículo eléctrico cuesta dos euros. El gasto se dispara a una media de entre ocho y diez con los de gasoil. Eso hace, según Agenex, que las empresas que optan por este transporte ganen en competitividad.

Juan Manuel Moya es el delegado en Extremadura de la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos (AUVE). Explica que lo habitual es que la gente cargue el vehículo en su casa y no haga grandes recorridos. La autonomía es de 120 kilómetros. «Si tengo que hacer 200 kilómetros, no voy con este coche», añade, así que la red de la Diputación estimulará el uso de estos vehículos. «Si alguien quiere ir a Madrid, tiene que hacer una parada a mitad de camino para recargar» y ahí sí se podrán usar estas estaciones. En casos de urgencia, los conductores recurren a enchufes normales, pero la carga tarda varias horas en completarse y no resulta práctico.

Es, de hecho, lo que ocurre con los puntos instalados en Badajoz y Mérida hace unos cinco años. La tecnología, sin embargo, ha evolucionado desde entonces y ahora se pueden instalar con mayor potencia.

Las estaciones de la Diputación podrán ser utilizadas por todo el mundo y contarán con una potencia alta, de forma que en veinte minutos se complete la carga.

Cosme Segador es el director de la Agencia Extremeña de la Energía y explica que esa potencia tan alta será la mayor complicación de la nueva red, que en su opinión puede aprovechar las instalaciones de los centros integrales de desarrollo. Existe uno por comarca y, por tanto, cumplen la premisa de distancia media de 35 kilómetros prometida por el presidente de la Diputación, Miguel Ángel Gallardo. Además, estos ya cuentan con la instalación de recarga en sus aparcamientos. En tal caso, lo que necesitarían es incrementar la potencia.

De hecho, la Diputación participa de un proyecto que desarrolla Agenex, que se llama Urbansol, con la Junta de Extremadura y otras instituciones. Con ella pretenden colocar una estación de recarga en las ciudades extremeñas y alentejanas más pobladas. El objetivo es, precisamente, fomentar el uso de estos vehículos para desplazamientos más largos.

El proyecto cuenta con muchas medidas, algunas anunciadas recientemente por la Junta de Extremadura, que el próximo año destinará seis millones de euros para estimular el uso de esta tecnología. Financiarán planes de movilidad, ayudarán a empresas, instituciones y particulares a cubrir los costes de las recargas, y subvencionarán la adquisición de eléctricos o híbridos a empresas de reparto y taxistas, entre otras. Apunta, además, que el precio de estos vehículos ha bajado.

La semana pasada la Junta inauguró uno de los 18 puntos de recarga habilitados en las hospederías para incentivar el turismo y ampliar estas estaciones.

¿Cómo se podrá pagar?

De la futura red de la Diputación queda por saber, por ejemplo, cómo podrán pagar los particulares que usen las instalaciones dispersas por la provincia porque la idea es, precisamente, que los conductores puedan parar y cargar.

También la usarán empleados municipales, dado que el presidente anunció que adquirirá 200 vehículos eléctricos para cederlos después a los ayuntamientos. Existen, de todas formas, más aspectos por conocer de este anuncio que se irá desgranando en los próximos meses. Entre otras cosas, los expertos consideran que todo esto costará más de los 2,5 millones previstos inicialmente en los presupuestos provinciales.

Para José Antonio Polo, experto en motor de HOY, los vehículos eléctricos son ideales para desplazarse dentro de las ciudades, pero cree que «es impensable tener hoy un solo coche y que sea eléctrico». Precisamente, por los problemas para encontrar puntos a mitad de camino para desplazamientos entre localidades. «El problema es que hay muy pocos puntos de recarga», añade.

Distingue entre vehículos que exclusivamente se alimentan de electricidad (eléctricos) y los híbridos enchufables, que puedan funcionar con electricidad o con gasoil. Estos están teniendo más éxito entre los consumidores.

Polo cree que es fundamental que las administraciones apuesten por los vehículos eléctricos con iniciativas como esta de la Diputación. «Ahora solo se puede usar un coche o moto eléctrico si se tiene una vivienda unifamiliar para cargar el coche por la noche». Echa en falta que los garajes comunitarios cuenten con estas tomas de carga y cree que el Congreso tendrá que legislar para obligar a ello. Y, por ello, celebra la red de instalaciones anunciada por la Diputación.

Los pacenses apuestan más por los híbridos enchufables, los que permiten también repostar gasoil, dado que en el mismo periodo se matricularon 504. Los datos pertenecen a Anfac, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones. Según estas cifras, la adquisición de híbridos ha subido un 65% con respecto a 2016, y en el caso de los exclusivamente eléctricos casi se ha triplicado. En los nueve primeros meses de 2016, fueron 10.

Fotos

Vídeos