El hombre herido por un disparo mientras corría es un vecino del Cerro de Reyes

Un vecino del Cerro fue alcanzado por un disparo mientras hacía ejercicio en las traseras del cuartel militar Sancha Brava./GOOGLE MAPS
Un vecino del Cerro fue alcanzado por un disparo mientras hacía ejercicio en las traseras del cuartel militar Sancha Brava. / GOOGLE MAPS

El proyectil era del calibre 22 o similar y se dispara con carabinas de uso deportivo que, en ocasiones, son utilizadas por cazadores furtivos

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

Un vecino del Cerro de Reyes de 47 años de edad que practicaba deporte en la zona situada a las traseras del cuartel militar de Sancha Brava (entre la carretera de Valverde y la carretera de Sevilla) fue alcanzado este martes en el abdomen con un proyectil disparado por una persona que todavía no ha podido ser identificada.

Ocurrió hacia las 14 horas y el herido rápidamente ingresó en el hospital, donde lo intervinieron antes de quedar ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Infanta Cristina.

El Servicio Extremeño de Salud confirmó el miércoles por la tarde que estaba consciente y estable tras experimentar una evolución positiva en el postoperatorio. En ese momento se encontraba en la planta de Cirugía General.

La Jefatura Superior de Policía de Extremadura ha confirmado que la bala que le causó las lesiones tenía un calibre pequeño.

En concreto, se trataba de un proyectil del 22 o similar, por lo que todo hace suponer que procedía de una carabina de uso deportivo que necesita licencia.

Ese tipo de arma solo puede dispararse en campos de tiro autorizados, pero en ocasiones es utilizada por cazadores furtivos que acostumbran a colocarle un silenciador para evitar que los disparos se escuchen.

Más información

Usuarios habituales de la zona han explicado que las traseras del antiguo cuartel militar de Sancha Brava, ubicado en la margen izquierda de la carretera de Valverde, cuenta con una zona boscosa en la que abundan los eucaliptos y el monte bajo. Cuando funcionaban las instalaciones militares, ese espacio era utilizado para hacer ejercicios de tiro, pero en la actualidad se ha convertido en una de las zonas preferidas por quienes buscan en las proximidades de Badajoz un lugar donde hacer ejercicio, fundamentalmente vecinos de Las Vaguadas y de otras urbanizaciones próximas.

Corredores, ciclistas y aficionados a las motos de campo son usuarios habituales de una red de caminos de tierra en los que no resulta infrecuente cruzarse con cazadores furtivos y galgueros.

La Policía Nacional ha abierto una investigación para determinar si el tiro se realizó de forma fortuita o, por el contrario, iba dirigido a la persona que recibió el impacto. Igualmente trata de determinar quién realizó el disparo.

En este caso, el proyectil no ha causado lesiones mortales, pero esa bala de pequeño calibre es la utilizada por los furtivos para cazar venados. Las consecuencias del disparo, por tanto, habrían sido más graves de haber alcanzado una zona del cuerpo más sensible.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos