La grúa municipal retira cuatro coches al día en Badajoz

La grúa municipal retira un coche de la calzada. :: /POLICÍA LOCAL
La grúa municipal retira un coche de la calzada. :: / POLICÍA LOCAL

Solo un tercio de los coches son remolcados por infracciones, la mayoría deben ser trasladados por otras incidencias

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

Una jornada de la grúa municipal. A las 10.10 horas acude a Carolina Coronado para llevarse un Ford Focus estacionado en una zona acotada temporalmente por un evento y dejarlo en otra calle. Hora y media después debe trasladar también un Citroën Picasso que obstaculiza una poda de árboles en Augusto Vázquez. A mediodía la actividad se acelera. En una hora se lleva dos coches mal aparcados al depósito, uno subido en la acera y otro en doble fila en las calles Duque San Germán (Casco Antiguo) y Nazaret (San Fernando). La ruta termina con un Peugeot que está parado cerca de un agujero abierto por un reventón de tubería. También lo mueven por seguridad.

La grúa municipal realiza cuatro servicios de media cada día en Badajoz según datos del departamento de prensa de la Policía Local. Un tercio de ellos son para llevar al depósito municipal coches que están mal aparcados, pero en el resto de los casos interviene por motivos de seguridad o por otros eventos que requieren que un vehículo sea trasladado.

Desde enero y hasta mediados de noviembre la grúa del Ayuntamiento de Badajoz realizó 1.200 retiradas en la ciudad. Una cifra similar a la de años anteriores que, si todo continúa igual, cerrará el año con unas 1.500 intervenciones.

Entre los coches que se llevan por infracciones de tráfico, un tercio, unos 500 cada año, lo más habitual es que sean retirados de plazas para discapacitados, paradas de taxis o carriles reservados a los autobuses. También hay coches que detectan sin seguro, aparcados en vados privados que dan acceso a garajes o que obstaculizan carriles de marcha, es decir, que están en doble fila o en vías donde está prohibido estacionar, como por ejemplo Fernando Calzadilla. Estos casos, destacan desde la Policía Local, se persiguen especialmente porque provocan atascos al crear un embudo eliminando uno de los carriles.

¿Cuánto debo pagar?

28,50 euros:
Si van a recoger un coche mal aparcado y los operarios de la grúa han empezado a manipularlo. Se debe pagar esa tarifa por provocar su desplazamiento.
57 euros:
Si el coche ya está subido a la plataforma. Pueden volver a bajarlo, pero se debe pagar 57 euros.
63 euros más 6 al día:
Para recoger el coche del depósito municipal hay que abonar 63 euros más 6 por cada día que haya pasado desde que fue retirado.

Las estadísticas actuales están muy lejos de las de hace 30 años. En los años 80, con la ampliación del parque de vehículos, las sanciones dentro de ciudad eran muy habituales. Desde la Policía Local recuerdan que había jornadas en las que se retiraban de 25 a 30 coches diarios porque se extendió aparcar indebidamente y olvidarse del coche.

Estas cifras han ido bajando aunque apuntan que en los últimos años sí han repuntados dos comportamientos, aparcar en doble fila e invadir los vados. Desde la Policía Local indican que la única solución es que los conductores pacenses cambien de mentalidad.

Por ejemplo, si se va a comprar algo o hacer un recado hay que contar con llegar antes para buscar aparcamiento. En ocasiones, destacan desde la Policía Local, no hay aparcamiento justo en la avenida principal, pero se puede encontrar en calles cercanas que apenas distan 5 minutos del destino.

¿Donde actúan más veces?

La grúa municipal se mueve por toda la ciudad, pero hay una serie de vías donde suelen acudir más veces debido a la intensidad del tráfico y también de las repetidas infracciones. Algunos ejemplos son Fernando Calzadilla, Ricardo Carapeto o Enrique Segura Otaño. Se trata de calles principales con servicios y zonas comerciales, por lo que hay muchos más coches que intentan estacionar en sus cercanías.

Sin embargo las actuaciones de la grúa por infracciones son minoría. Dos tercios de su actividad se deben a otros motivos. Lo más común es que deban trasladar un vehículo porque hay obras o una poda de árboles y molesta. También por coches abandonados o por motivos de seguridad diversos.

Los coches que son movidos por la grúa por este tipo de intervenciones no suelen ir al depósito municipal, sino que son trasladados a calles cercanas para causar el menor perjuicio posible a sus dueños. Los infractores no tienen tanta suerte. Al llegar al lugar donde dejaron su vehículo se encontrarán la temida pegatina amarilla que reza ‘Su vehículo ha sido retirado por la grúa’.

Para recuperarlo deben acudir al depósito de la frontera de Caya, que está abierto todos los días las 24 horas. Además de la correspondiente multa que le habrá impuesto la Policía Local por su infracción, deberán abonar 63 euros más 6 por día (cada vez que el reloj pase la medianoche). Es decir, si deja su coche a las ocho de la tarde y va a recogerlo por la mañana, pagará 69 euros.

Además, si el infractor se encuentra a los operarios retirando su coche, no se libra. Si ya están empezando con la operación de retirada, le dejarán llevarse su coche pero debe pagar 28,50 euros por obligar a desplazarse a la grúa. Si el vehículo ya había sido subido a la plataforma, le ofrecerán devolvérselo, pero debe pagar 57 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos