Hoy

Los bares no podrán cerrar más tarde durante la feria

Ambiente en un bar del centro durante la feria.
Ambiente en un bar del centro durante la feria. / HOY
  • Los propietarios de los negocios tendrán la "obligación" de levantar a los clientes de los veladores para facilitar las tareas de limpieza

Los bares y discotecas de Badajoz tendrán que cerrar a su hora habitual durante la Feria de San Juan, que comienza esta noche a las 23 horas con el encendido oficial en Caya. Ha sido una decisión del Ayuntamiento de Badajoz para evitar más quejas por ruido de los vecinos del Casco Antiguo. Cada año el Consistorio solicitaba a la Junta de Extremadura que autorizase la ampliación del horario de noche en dos horas, pero en esta edición han decidido no hacer la petición.

«Que los bares se den cuenta de que la vida está cambiando, que tenemos muchas reclamaciones por ruido», justificó ayer el portavoz municipal, Germán López Iglesias.

La medida ha sido una sorpresa para los hosteleros del centro, ya que cada año era el propio Ayuntamiento el que pedía la ampliación de horario. Los empresarios no lo han hecho por su cuenta, pues era un trámite que normalmente solucionaban los responsables municipales. Si lo solicitan, el Ayuntamiento tendrá en su mano evaluarlo y López Iglesias ya avanzó ayer que la intención es mejorar la convivencia entre locales de ocio y residentes.

«Queremos que los vecinos estén contentos y también que los que van de fiesta al centro estén contentos», indicó.

Como otros años, los locales del centro podrán abrir desde las 12 .00 del mediodía hasta 19.00 horas excepcionalmente para celebrar la Feria de Día. Durante ese tiempo estará permitido que pongan música e instalen barras en la calle, siempre que soliciten el permiso correspondiente. El cambio con respecto a otros años llegará por la noche, ya que no podrán extender su jornada.

«De doce de la mañana a siete de la tarde son horas más que suficientes para estar en el centro», concluyó el portavoz municipal, quien indicó que el bando que rige las normas de estos días de fiesta también solicita, como novedad, que sean los hosteleros los responsables de desocupar sus terrazas antes de las 19.00 horas. Se trata de evitar que los policías locales tengan que desalojar a los clientes para que pase el servicio de limpieza.

Por la noche los bares tendrán que respetar el horario habitual. Es decir, los locales que tengan licencia de pub deben cerrar a las tres de la mañana y las discotecas, a las cinco. Tienen media hora más, pero solo para limpiar. Normalmente en San Juan los pubs cerraban a las cinco y las discotecas a las siete. Esta vez no será así.

En el ferial, sin embargo, las casetas sí contarán con un horario nocturno más amplio. Podrán estar abiertas hasta las siete de la mañana cada jornada y hasta las ocho las vísperas de festivos.

Por lo demás, las normas de seguridad serán similares a las de otros años. El portavoz municipal hizo hincapié en dos aspectos. Adeba, que gestionará los aparcamientos en el ferial, tiene orden de agilizar la entrada de coches en los momentos de mayor afluencia. López Iglesias indicó ayer que es más importante la seguridad que cobrar. «Si hace falta estar 30 minutos sin cobrar para que los coches entren rápidos, será así», dijo. El primer teniente de alcalde también explicó que las vísperas de festivos Tubasa contará con autobuses a Caya las 24 horas del día para evitar aglomeraciones.

El tráfico se organizará de forma similar a otras ediciones. En los momentos más conflictivos, la policía podría cerrar la avenida de Elvas, como en otras ocasiones, y desviar el tráfico por la autovía A-5 hacia Caya. El principal objetivo de esta maniobra será evitar que se colapse la entrada al Hospital Infanta Cristina. El Puente de Palmas, además, permanecerá cerrado el día 23 desde la 10.00 horas para preparar los fuegos artificiales.

Ausencias en la Policía Local

En cuanto al dispositivo, la feria contará con 597 servicios de la Policía Local. Como anunció la semana pasada el Ayuntamiento, se ha firmado un Decreto de Alcaldía que obliga a los agentes a hacer una jornada de más. Esto soluciona el problema de los servicios extraordinarios que en este momento no les pueden exigir a los municipales porque una sentencia los consideró voluntarios.

López Iglesias asegura que hay buen entendimiento con los sindicatos policiales y que espera que no se produzcan ausencias. En las últimas citas importantes de la ciudad, como Los Palomos o el Carnaval, ha habido numerosas bajas médicas entre los policías locales.

Por su parte, la Policía Nacional sumará 404 servicios. La Guardia Civil se ocupará de los controles de alcoholemia, drogas y velocidad en el extrarradio, especialmente en la autovía, y contará con 139 servicios. El Seprona controlará los alimentos que se distribuyen en el ferial y habrá un control especial para evitar el contrabando de tabaco.

Cruz Roja movilizará a 25 voluntarios en el entorno de la Plaza de Toros por los festejos y 66 más en el ferial, donde habrá un hospital de campaña con 18 camas.

También habrá un retén con 4 bomberos en Caya y un refuerzo de Protección Civil para todos los eventos importantes.