«Ya le hemos enviado la película al Papa»

El cineasta Curro Velázquez esta semana en Badajoz. :: J. V. Arnelas

El pacense Curro Velázquez ha debutado tras la cámara con 'Que baje Dios y lo vea' y piensa repetir como director

J. López-Lago
J. LÓPEZ-LAGO

Karra Elejalde con sotana, El Langui explicando cómo parar un penalti, ... Curro Velázquez (Badajoz, 1975) sabe que un reparto y un gag funcionan «por intuición y oficio», y ya ha visto las primeras reacciones sobre los golpes de su última película y se declara satisfecho.

El director de 'Que baje Dios y lo vea' ha rematado la semana en Extremadura y el jueves por la tarde presentó su película en su ciudad con un pase previo al estreno de esta comedia que aspira a ser el filme español de la temporada.

Si la película no ha venido antes a su tierra natal es porque las salas tienen compromisos con las distribuidoras, disculpa sobre su último largometraje, el primero que dirige y que llegó a las pantallas el 5 de enero. Está en varias salas de la región y ya ha superado el millón de euros en taquilla en competición con Star Wars o Jumanji, explica orgulloso.

A medio plazo piensa abandonar la comedia y probar otros géneros como el drama o el thriller

Poca gente no ha oído ya por dónde van los tiros de su última historia, la que narra en clave de humor la peripecia futbolística de los monjes de San Teodosio para salvar su convento, una epopeya que se le ocurrió cuando un reportaje le reveló que los curas también juegan al fútbol y compiten entre ellos en la champium clerum.

«Aún no tenemos constancia de si el Papa ha visto la película, pero se la enviamos al Vaticano a través del Padre Ángel (fundador de Mensajeros de la Paz)», decía esta semana Velázquez sobre su obra, donde no falta alguna pullita al clero. Él opina sin embargo que el mensaje va mucho más allá. «El padre Ángel vio la película cuando hicimos un pase para gente sin recursos y dijo que era un 'chupinazo' y eso ya te indica cuál es el tono de la película. Aunque que el marco sea religión y fútbol en realidad es una historia mucho más universal, la de un grupo de monjes que trata de salvar su casa jugando al fútbol y lo más redondo que han visto es una oblea. La película engancha por muchos motivos, como el enfrentamiento entre Karra Elejalde y Alain Hernández, con distintas maneras de entender la fe. Además de reírte hay comedia romántica entre Macarena García y Joel Bosqued y al final también te hace pensar. En cuanto a mí, pasé por Los Maristas, pues he crecido en una ambiente donde algunas cosas de la película me suenan».

Curro Velázquez estudió Derecho en Cáceres e hizo cortos en su juventud en los que sus amigos eran los actores. A los 24 años se fue a Madrid y con el tiempo se ha ido consolidando en el sector de la ficción audiovisual, al principio como guionista de televisión ('Los Serrano', 'Periodistas', 'Los Hombres de Paco', entre otras series), y luego también como productor ('El Chiringuito de Pepe'). En cine ha producido la saga de 'Fuga de cerebros'. y con 'Que baje Dios y lo vea' se convirtió por primera vez en director. «Lo tenía pendiente y mi idea ahora es seguir dirigiendo y escribiendo porque lo que me gusta es crear historias y desarrollarlas hasta el final. Ya estoy pensando en dirigir la siguiente, y se puede decir que he llegado para quedarme en la dirección».

Salir de la comedia y abordar otros géneros como el drama o el thriller es una tarea pendiente que piensa cumplir. La otra es crear una historia ambientada en Extremadura, pero no histórica, sino en la época actual. «En todos los proyectos trato de buscar una conexión con mi tierra y en 'Que baje Dios y lo vea' hemos grabado la banda sonora con la Orquesta de Extremadura. Echo de menos unas comunicaciones mejores y que se valore más la cultura en todos sus ámbitos porque en realidad me gustaría poder hacer aquí algo de peso y con recorrido. Creo que Extremadura es un decorado fantástico para cualquier cosa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos