La empresa del fallecido por golpe de calor en Gévora cometió dos infracciones leves

Imagen de archivo de unos trabajos agrícolas:: HOY
Imagen de archivo de unos trabajos agrícolas:: HOY

E. F. V.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ha confirmado la reducción de la sanción impuesta por la Dirección General de Empleo de la Junta de Extremadura a la empresa para la que trabajaba un joven de 32 años que en mayo de 2015 murió a consecuencia de un golpe de calor.

Ese día, con temperaturas de 35 grados, mientras trabajaba en una finca de Gévora, el trabajador, natural de Olivenza, acopló a un tractor una grada de unos 100 kilos de peso y recorrió varios kilómetros a pie, un esfuerzo que le costó la vida.

La Inspección Provincial de Trabajo levantó un acta de infracción e impuso una sanción de 4.092 euros a la empresa para la que trabajaba tras detectar la comisión de dos faltas graves, una por «la falta de información y formación precisa de riesgos, y otra por la no entrega de equipo de protección individual».

Esas sanciones fueron recurridas por la empresa y el Juzgado de lo Social rebajó el importe de la multa tras considerar que los hechos debían ser catalogados como infracciones leves. Empleo recurrió esa modificación pero el Tribunal Superior vuelve a dar la razón a la empresa y confirma que las infracciones no eran de carácter grave sino leves.

Fotos

Vídeos