Doce reventones de tuberías en 3 días

Las vallas marcan los numerosos puntos en los que han reventado las tuberías. :: c. moreno

La canalización en Arias Montano es antigua y se ha roto por los cambios de presión

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

La calle Arias Montano mide 150 metros. Es una cuesta que une la plaza de la Soledad con la calle San Juan. Desde el domingo ha sufrido 12 reventones de tuberías. Los cambios de presión han roto en numerosos puntos una red antigua. El suministro de agua se restableció ayer, pero continúan los trabajos para reparar las aceras y la calzada de esta céntrica vía.

Desde Aqualia explican que se han sucedido varias averías por causas fortuitas. Creen que ha sido un aumento de la presión que ha afectado a las tuberías de ambos lados de la calle, porque los reventones han roto varias aceras. En total hay 12 puntos de la calle que se han levantado.

La empresa concesionaria de la red de aguas confirmó ayer que el suministro se restableció a las seis de la mañana a todos los usuarios. También insistió en que intentaron que los cortes de agua fuesen intermitentes para tener menor impacto en los usuarios. Aqualia indicó, al respecto, que fueron reparando los reventones según se detectaban las averías.

Los vecinos temen que el problema se repita y piden que se sustituya la red de la calle

Además de la suspensión del suministro, la calle quedó cortada al tráfico rodado durante dos días, en concreto el tramo entre la calle Montesinos y San Juan. Es la zona más estrecha y también la más afectada por los reventones. El tráfico fue desviado por la calle Montesinos hacia la plaza de Santa María. Los más afectados fueron los vecinos de la calle Bravo Murillo, que no pudieron acceder desde San Juan debido a estos trabajos de reparación. La alternativa fue dar un rodeo hasta Donoso Cortés para poder acceder a su calle.

Un red antigua

Desde Aqualia admiten que se trata de una red de aguas antigua, por lo que soporta peor los cambios de presión. Los vecinos, después de tres días muy complicados, piden que se sustituyan las tuberías en lugar de solo repararlas. Este es el caso de Julia Marco, una jubilada que reside en esta zona. «Aquí no han arreglado nada desde que yo vivo en el barrio y llevo toda la vida, así que es normal que revienten. Volverá a pasar».

Los vecinos también están preocupados por la reparación del acerado. «Es una zona que está fatal y esperamos que lo dejen bien. Ya que han levantado media calle, podrían aprovechar y arreglarla», se lamenta Marco.

Juan Luis Cebio, otro vecino de esta misma vía, también cree que «el récord que hemos batido» merece que el Ayuntamiento estudie una reparación más completa de las tuberías y una intervención en esta calle, «que está muy tocada», añade.

Estos días han sido muy complicados para los afectados. Solo en un día sufrieron seis cortes de agua que afectaron, también, al bar que se encuentra en la esquina de Arias Montano con La Soledad. Además, algunas de las reparaciones han tenido lugar de noche para poder reabrir el suministro. El ruido también ha sumado varias quejas entre los vecinos.

El mayor temor en Arias Montano es que las averías se repitan. Este miedo también se da en las calles cercanas porque, en solo unos meses, se han producido varias averías graves en calles del Casco Antiguo. En abril fue solo a unos metros de la vía afectada estos días. En ese momento fue en Bravo Murillo, en el tramo entre San Juan y Donoso Cortés. La vía quedó cortada por un socavón debido a una avería en la red de tuberías.

La mitad de la calzada se hundió solo dos días después de que se produjese un incidente similar en la plaza de San Andrés. Los vecinos del Casco Antiguo han denunciado en numerosas ocasiones que el asfalto está en malas condiciones, por lo que se producen estos problemas. Cuando hay un reventón, suelen abrirse agujeros importantes en el firme.

«Son tuberías muy viejas y aquí no se ha arreglado nunca, solo se han puesto parches», concluye Manuel Martín, vecino de Bravo Murillo. Este residente espera que el Consistorio estudie la situación tras las últimas averías en la zona monumental. «Lo que se ha visto estos días es para ponerse a pensar en lo que podría pasar».

Fotos

Vídeos