El concurso de pintura salta a la margen derecha con la presencia de 59 artistas

Una de las artistas que eligieron el Puente de Palmas :: c. m./
Una de las artistas que eligieron el Puente de Palmas :: c. m.

El primer premio fue concedido al avilés Juan Antonio Piedrahíta y el tercer clasificado fue el pacense Francisco Javier Fernández Carretero

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

La ciudad de Badajoz acogió ayer el XVI Concurso de Pintura al Aire Libre, una prueba organizada por el Ayuntamiento de Badajoz que saltó por primera vez a la margen derecha del río. Esa novedad fue aprovechada fundamentalmente por los artistas locales, que decidieron olvidarse por una vez de la zona histórica para cruzar las aguas del río y observar la ciudad desde una perspectiva distinta.

El Puente de Palmas o puente viejo se convirtió para ellos en elemento de unión entre las dos orillas, separadas por unos pocos cientos de metros que todavía hoy suponen una barrera física para quienes viven a uno y otro lado.

Ese puente, ahora peatonal, también aparecía en algunos de los lienzos pintados desde la Alcazaba. Las vistas que ofrecía el recinto amurallado sedujeron de nuevo a los artistas llegados de fuera, que optaron en su gran mayoría por los escenarios de la zona histórica.

Una docena de pintores decidió cruzar el río para mirar la ciudad desde la orilla derechaHubo concursantes llegados desde Portugal, Madrid, Andalucía y otras regiones españolas

Paloma Morcillo, concejala de Cultura, destacó el incremento que se había producido en el número de participantes, 59 esta edición -el año pasado fueron 53-. Son menos que en las primeras ediciones, pero podrían marcar la tendencia ascendente que busca la organización.

Hubo 26 inscritos procedentes de la ciudad de Badajoz y otros nueve que tienen su lugar de residencia en la provincia pacense. De Cáceres viajaron cinco pintores y otros tanto lo hicieron desde Andalucía.

A la lista de inscritos se sumaron tres madrileños, tres segovianos y cinco portugueses (dos de Santarem, dos de Lisboa y uno de Igreja Nova). También hubo un avilés, un ceutí y un vallisoletano. «Sabemos que este sábado había varios concursos de pintura de ámbito nacional, por eso nos enorgullece aún más contar con tantos participantes foráneos».

De Madrid procedía Pablo Rodríguez de Lucas, que situó su caballete en la Alcazaba para pintar un cuadro con una base acrílica y una capa media de óleo con tonos oscuros sobre la que resaltaban los colores definitivos, mucho más claros.

Muy distinto era el óleo de Ramón de Arcos. Eligió como punto de observación una zona de césped de la Alcazaba resguardada por la sombra de varios árboles. «Otros años he pasado mucho calor, este es un sitio estupendo».

También presentó una obra Ramón Rodríguez, a quienes los vecinos del Casco Antiguo conocen con el apodo de Pirulo. Es un habitual del concurso y a primera hora de la mañana selló su óleo para realizar «una evocación abstracta» con la que aspiraba a conseguir, cuando menos, el último accésit. «Ese es el premio para no llores», comentaba ilusionado a uno de los camareros de la cafetería Victoria.

Paloma Morcillo recordaba ayer que Pirulo lleva años participando y que en la anterior edición presentó un atardecer con tonos rojizos en el que situó un helicóptero pintado con rotulador.

Durante varios momentos del día el jurado del concurso se aproximó a los lugares en los que estaban los participantes para seguir sus evoluciones. Esa tarea recayó en Javier Rubio Nomblot, artista y crítico de reconocido prestigio; Ángel Luis Pérez Espacio, pintor nacido en París pero afincado en Badajoz; Amalia Grajera, directora de la Escuela de Artes Oficios de Badajoz; y Martín Carrasco, crítico de arte y colaborador del Diario HOY.

Finalmente, el primer premio, dotado con 2.100 euros, fue otorgado a Juan Antonio Piedrahíta García-González (Ávila); el segundo, con 1.800 euros, a Francisco Solano Jiménez Castro (Madrid); el tercero fue para Francisco Javier Fernández Carretero (Fregenal de la Sierra), que se llevó 1.200 euros. Cuarto, con 1.000 euros, fue Pablo García Ávila (Granada); el quinto correspondió a José María Díaz Martínez (Madrid), que se llevó 700 euros; y el sexto, dotado con 600 euros, fue entregado a Raúl Sánchez Muñoz (Segovia). El jurado también concedió diez accésit de 150 euros a Marisol de Marcos, Miguel Sampedro, Carlos Santos, Ramón de Arcos (Badajoz), Fernando Wilson, Federico Plasencia (Cáceres), Jesús Martínez Flores (Badajoz), Pepe Bonaño, Manuel Jiménez y Óscar Herrán.

Fotos

Vídeos