Completado el regreso de los militares extremeños en Letonia

Recibimiento en el aeropuerto de Rubén Expósito, uno de los militares de Badajoz desplazados en Letonia:: HOY

«Es una gran satisfacción poder ver que regresa tu hijo, es un orgullo esta misión para él y su familia», afirma la madre de uno de los militares

EFE

El regreso de los efectivos de la Brigada Extremadura XI que han participado en la Misión de la OTAN en Letonia ha quedado hoy completada, tras el aterrizaje del segundo vuelo en el aeropuerto de Badajoz, donde esperaban un gran número de familiares y amigos.

Los 154 militares españoles, 110 pertenecientes a la Brigada Extremadura XI, que han llegado hoy se suman a los 164 efectivos que aterrizaron en Badajoz el pasado día 10, después de una misión donde se han cumplido los «objetivos previstos», como ha manifestado el jefe del contingente eFP1, el teniente coronel Juan Castroviejo.

Castroviejo, al que esperaban sus familiares tal y como ha ocurrido con el resto de efectivos que han llegado esta tarde, ha valorado que el Ejército español sea hoy la «admiración» del contingente desplegado en el país báltico, donde han allanado el terreno a las siguientes rotaciones.

Así, durante los siete meses de estancia en Letonia han ido mejorando las condiciones de infraestructura, aunque éstas han ido paralelas a las peores circunstancias climatológicas, debido a la llegada del invierno.

Sin embargo, las posibilidades de comunicación con los familiares han sido más fáciles en relación a misiones en otros países, lo que ha hecho la estancia mucha más sencilla, ha reconocido.

«Hace 25 años en Bosnia y Herzegovina se tenía la oportunidad de llamar dos minutos por teléfono vía satélite, ahora todo es mucho más fácil», ha dicho Castroviejo, quien ha destacado el buen trato recibido por un país donde «todo el mundo se ha sentido acogido».

Los familiares han mostrado su satisfacción por el regreso de sus seres más queridos, con distintas pancartas de bienvenida y banderas españolas, tras una espectación que se ha convertido en vítores a medida que hacían aparición los soldados en la sala de embarque.

«Es una gran satisfacción poder ver que regresa tu hijo, es un orgullo esta misión para él y su familia», afirmaba la madre de uno de los efectivos desplegados a Letonia.

El general jefe de la Brigada de Infantería Mecanizada Extremadura XI, Francisco José Dacoba, ha explicado que la misión no ha sido sencilla, pues se trataba de la primera rotación en el escenario y, por tanto, ha debido afrontar una doble tarea: cumplir los objetivos previstos y establecer las condiciones idóneas para las siguientes rotaciones.

Como ha explicado, la brigada regresará probablemente a Letonia dentro de un año y medio si la misión se mantiene, como así parece previsible, debido a la naturaleza acorazada y mecanizada de ésta.

Para Dacoba este día coincide con el cumplimiento del mando al frente de la brigada, una etapa que ha destacado en su carrera militar, pues le ha permitido afrontar una de las brigadas más «potentes y resolutivas» del Ejército español.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos