Dos años de cárcel para los diez acusados de propinar una paliza a dos jóvenes en Novelda

El joven que perdió el 99% de la visión de un ojo sale de la sala. De espaldas, los acusados:. PAKOPÍ/
El joven que perdió el 99% de la visión de un ojo sale de la sala. De espaldas, los acusados:. PAKOPÍ

Uno de los agredidos perdió la visión de un ojo durante la trifulca, ocurrida en 2013

EFE

La Audiencia de Badajoz ha condenado a dos años de prisión a los diez acusados por propinar una brutal paliza a dos jóvenes, uno de los cuales perdió el 99 por ciento de la visión de un ojo, el 29 de septiembre de 2013 en la localidad de Novelda del Guadiana.

Fiscalía, acusación particular y defensa han llegado a un acuerdo durante el juicio celebrado en la Audiencia pacense, tras haber reconocido los acusados los hechos e indemnizado ya a sus víctimas con las cantidades que se solicitaban.

El Ministerio Público pedía inicialmente ocho años de prisión para las diez personas acusadas por golpear con vasos, botellas, una barra, taburetes y mesas a D.R.S. durante una reyerta producida en el exterior de una carpa instalada con motivo de las fiestas patronales de Novelda.

Esta petición de pena se incrementaba a once años para uno de los acusados (J.S.A.), quien previamente había golpeado a S.R.M.

La Fiscalía solicitaba que los procesados indemnizaran a D.S.R. con la suma de 159.305 euros por las lesiones y secuelas, y que J.S.A. abonase además a S.R.M. 360 euros por las lesiones que causó a la víctima.

Los abogados solicitarán a la Audiencia pacense la suspensión de la condena, al no superar los dos años de cárcel.

Dos de los abogados de los acusados, Luis Vilela y Francisco Javier Espada, han considerado positivo el acuerdo, «justo y adecuado a la ley», y que además satisface a los propios perjudicados.

El abogado de la acusación, Manuel González, ha destacado a su vez la pena de cárcel, pues en caso de incurrir nuevamente en delito ingresarían en prisión.

Los letrados han resaltado que el acuerdo es fruto de un largo proceso de conversaciones hasta llegar a un consenso sobre la pena a fijar.

Según el escrito de la Fiscalía, los hechos tuvieron lugar en la noche del 29 de septiembre de 2013, cuando J.S.A. mantuvo una disputa verbal con S.R.M.

En el curso de la trifulca, el primero de ellos golpeó al segundo con una botella de vidrio en la cabeza.

El enfrentamiento continúo cuando D.S.R., un amigo de la víctima, intentó protegerle.

Entonces, los acusados le derribaron y fueron interviniendo en la reyerta, de forma conjunta, con patadas y golpes con vasos, botellas, una barra, un cable de electricidad de unos 50 centímetros de longitud, taburetes y hasta mesas de una hamburguesería.

Entre otras secuelas, D.S.R. perdió más del 99 por ciento de visión del ojo derecho.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos