El Ayuntamiento usa trampas para acabar con las ratas de San Francisco

Viandantes pasean por el parque de San Francisco. :: j.v arnelas/
Viandantes pasean por el parque de San Francisco. :: j.v arnelas

Los transeúntes afirman que el céntrico paseo está libre de roedores gracias a las medidas tomadas por la concejalía

SOLEDAD RODRÍGUEZ BADAJOZ.

Las trampas que se instalaron como medida para acabar con los roedores que se paseaban por el paseo de San Francisco han dado resultado, tal y como cuentan los viandantes que frecuentan la zona habitualmente.

Hace unos meses un vídeo colgado en una red social hizo saltar las alarmas en el céntrico parque de la ciudad. En él aparecía un grupo de roedores campando a sus anchas por la zona a plena luz del día.

Tras las quejas de los transeúntes, el Ayuntamiento tomó cartas en el asunto, y según contó entonces a HOY Antonio Ávila, concejal de Medio Ambiente, se instalaron trampas por todo el parque para acabar con las ratas.

De qué tipo serán los dispositivos es uno de los temas de tertulia entre los viandantes

Después de varias semanas usando este método para exterminar la plaga de roedores, la mayoría de los viandantes cuenta que el problema se ha solucionado. Muchos coinciden en que no han avistado ningún roedor desde que implantaron las trampas, aunque algunos vecinos aseguran haber observado a alguna rata subiendo por las palmeras de los árboles, donde tienen instaladas sus madrigueras.

Raimundo Vega, que transita la zona todos los días, asegura que en la última semana no ha visto ningún animal por la zona. «No hay comparación, desde que se instalaron las trampas no hay tantas como antes» afirma Vega.

Fernando Matamoros, dueño del quiosco de prensa situado en el paseo, afirma que todas las mañanas sobre las 7.00 horas ve a los operarios de una empresa especializada comprobar las trampas y volver a colocarlas luego. Matamoros confirma que el problema se ha solucionado, aunque cuenta que a él no le suponía ningún inconveniente. «Este problema ocurre en muchos lugares de la ciudad, pero basta que tenga lugar en el centro para que se tomen medidas», reprocha.

Un mes sin verlos

Carlos González, un vecino de la zona, cuenta que la superficie infectada es la que está más próxima a la calle Alonso de Celada (donde se encuentra Correos), aunque también afirma que desde hace un mes no ha avistado a ningún roedor.

Este vecino, al contrario que algunos paseantes que dudan de que el Ayuntamiento haya realmente instalado esas trampas, asegura que sí se ha hecho. Cree que pueden consistir en una serie de dispositivos que contienen comida con algún tipo de veneno que provoca la muerte del roedor.

Sin embargo, a pesar de los muchos testimonios que afirman que el problema se ha solucionado, algunos paseantes aseguran que sí han seguido viendo roedores después de las medidas tomadas.

Estos paseantes afirman que se les sigue viendo subiendo por las palmeras, y piden al Ayuntamiento que pode las copa de estos árboles para exterminar los nidos de los roedores.

Según otro vecino de la zona, que prefiere no dar su nombre, por las noches se puede observar a los roedores bajando de sus escondites para buscar la comida que los locales de restauración y los paseantes tiran en la zona.

Añade que es probable que el Ayuntamiento haya depositado trigo envenenado por los arbustos del parque para acabar con la plaga de ratas, aunque en su opinión esta solución no es del todo válida, ya que también dañaría a las palomas o a cualquier animal que coma de ese trigo.

Aunque las declaraciones de los vecinos no coincidan totalmente la gran mayoría opina que el problema se ha solucionado total o parcialmente. Los transeúntes también quieren dotar de normalidad a la situación alegando que es normal que haya ratas por la ciudad debido a el calor y a la falta de lluvias.

HOY ha preguntado al Consistorio de qué tipo son las trampas usadas en San Francisco y si van a seguir siendo utilizadas pero no ha recibido respuesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos