El Ayuntamiento de Badajoz sopesa comprar un autobús eléctrico

El autobús eléctrico que se probará en la ciudad hasta el 25 de noviembre. :: pakopí

Hasta el 25 de noviembre se probará un vehículo en las líneas 4, 5 y 7 y, si los resultados son buenos, se estudiará invertir los 400.000 euros que cuesta

N. R. P. BADAJOZ.

Valeria, de 5 años, fue ayer una de las primeras pacenses que recorrió la ciudad en un autobús 100% eléctrico. «No hace ruido», dijo sorprendida. Ella, junto con el resto de sus compañeros de tercero de Infantil del colegio Santo Ángel, participaron en el primer viaje de este vehículo sin gasolina por Badajoz. Desde hoy los vecinos se encontrarán con este transporte. Estará en pruebas en varias líneas hasta el próximo 25 de noviembre. Si los resultados son buenos, el Ayuntamiento estudiará invertir los 400.000 euros que cuesta para estrenar su primer autobús urbano completamente eléctrico.

Más allá del rótulo que recuerda que es un autobús 100% eléctrico, este bus es similar al resto. La única diferencia visible es que es más alto porque en el techo se encuentran las baterías. Al arrancar llega la mayor diferencia, es totalmente silencioso. Además tiene otra particularidad, cuando el conductor frena o levanta el pie del acelerador, las baterías se van cargando, al estilo de una dinamo de bicicleta.

Hace unos meses Tubasa, la empresa concesionaria del transporte urbano de autobuses, ya probó un vehículo de estas características en la ciudad pero en ese caso no pudieron subirse pasajeros porque contaba con matrícula extranjera y la normativa no lo permite. El nuevo bus es de la empresa vasca Irizar, por lo que cumple las condiciones para realizar una prueba con usuarios. Así, en los próximos días irá rotando entre tres líneas. Se han escogido rutas distintas para enfrentar al vehículo a diversas circunstancias. Estará en la línea 4, entre Ciudad Jardín y el Cerro de Reyes; en la 5, entre Suerte de Saavedra y la barriada de Llera con paso por Valdepasillas; y en la 7, entre San Miguel y La Granadilla con enlace en el centro y en Sinforiano Madroñero.

El bus eléctrico cuenta con una autonomía de unas 16 horas de trabajo y necesita estar enchufado 7 horas para recargarse. La propuesta, por tanto, sería que circulase durante el día y llenase sus baterías por la noche en las instalaciones de Tubasa, que cuenta con un punto de recarga. El ahorro, al no utilizar gasolina y teniendo en cuenta el gasto eléctrico, es de unos 100 euros al día. Es decir, un bus convencional cuesta unos 200.000 euros. Este modelo dobla el precio, pero ahorra 100 euros cada jornada.

El cálculo, sin embargo, no es tan simple, según explicó ayer el alcalde de Badajoz, Francisco Fragoso. «El primer paso es ver si funciona con pasajeros. Mi compromiso después es dar el paso siguiente, analizarlo económicamente y luego ver si hacemos el esfuerzo». El alcalde aseguró que su objetivo es que esta posible inversión no suponga una carga para las arcas ni un incremento en el precio del servicio.

El bus sería comprado por Tubasa, pero este coste pasaría a las arcas municipales a través del déficit de la concesionaria. Es decir, el Ayuntamiento amortizaría esta deuda por lo que, en la práctica, asumiría el coste de la inversión.

La clave, las baterías

La clave de esta inversión es el precio de las baterías de este tipo de autobuses. El vehículo cuesta 400.000 euros y se compra con una garantía de dos años. En principio la batería podría durar unos 10 años, pero si se avería después del periodo de garantía y antes de finalizar su vida útil, es un problema porque el precio, solo de la batería, es de 250.000 euros. Por tanto la clave para lanzarse a esta inversión es negociar, por ejemplo, una garantía ampliada que permita a la ciudad hacer este gasto con la tranquilidad de saber que podrá cumplir una serie de años.

Si dan con la fórmula, Fragoso espera que estos autobuses vayan sustituyendo a los que finalicen su vida útil. Actualmente Tubasa cuenta con 44 en la ciudad, dos de ellos híbridos. «La cuestión es si, cuando toque renovar, debemos apostar por los híbridos o dar el siguiente paso e incorporar vehículos eléctricos».

«Queremos ver si se adapta a una ciudad con las características de Badajoz. Todo apunta a que, por la orografía y las necesidades de motor que pueda tener, va a ser eficiente. Después nos plantearemos hacer un estudio económico que nos permita implementar este tipo de vehículos por ese compromiso que tiene la ciudad por el medio ambiente y la sostenibilidad», concluyó el regidor.

Fotos

Vídeos