«Aparcar en la Alcazaba es jugarte una avería en el coche»

Los usuarios piden al Ayuntamiento que arregle y amplíe la zona de estacionamiento del recinto árabe, que está en muy malas condiciones

Viernes, 6 octubre 2017, 23:16

Francisco Salas llega tarde a ver a un cliente. Trabaja en una inmobiliaria y lleva muchos pisos del centro. Cuando llega con poco tiempo intenta aparcar en la Alcazaba. «Porque no me queda otra, pero dejar el coche aquí es jugarte una avería. Meter una rueda en un agujero o pegar con el bajo del coche en una pendiente», dice mientras señala una grieta de 20 centímetros de profundidad que se abre durante varios metros en el aparcamiento del recinto árabe. Poco después, una joven se baja del asiento del copiloto de otro coche. Va a ayudar al conductor a mover su coche por una cuesta porque teme meter la rueda en los surcos que se abren en la zona.

No es el único obstáculo en este terreno. Los aparcamientos de tierra de la Alcazaba están en muy mal estado. Hay agujeros enormes, baches o piedras de gran tamaño. Los usuarios han pedido en varias ocasiones al Ayuntamiento que lo repare. En varias ocasiones han aplanado con tierra la zona, pero la lluvia y el paso de los coches vuelven a degradar la zona con rapidez.

«Aquí trabaja mucha gente y no hay otro sitio donde se pueda aparcar cerca, así que debería haber un aparcamiento en condiciones porque esto es un peligro, para los coches y para los que andamos por aquí», se lamenta Pilar Rajona, que acude a la facultad de Comunicación que la Universidad de Extremadura tiene en la Alcazaba.

Además de los estudiantes y el personal de esta facultad, el aparcamiento de la Alcazaba es utilizado por los que acuden a la Biblioteca del Estado, a los organismos que hay en la Plaza Alta, a la Escuela Oficial de Idiomas y la Universidad Nacional a Distancia, así como otros vecinos que lo utilizan para realizar cualquier trámite en el centro.

Cerca de allí la otra alternativa, como aparcamiento gratuito, es el Baluarte de San Pedro, más conocido como el aparcamiento del Campillo. El problema es que se han producido varios robos en el interior de vehículos en esta zona y los vecinos lo saben. «Todo el mundo sabe que no es seguro dejar el coche en el Campillo. Yo no lo haría, vamos, que hasta en Semana Santa le robaron a los costaleros», recuerda Javier Armiño, un joven estudiante que suele aparcar en el recinto árabe aunque admite «que cada vez está peor».

La situación en la Alcazaba ha empeorado en los últimos meses debido a las obras de rehabilitación de las torres de los Acevedos y de Santa María de la Sée que se están llevando a cabo. Estos trabajos han cerrado al tráfico parte del recinto y han eliminado plazas de aparcamiento de forma temporal. «Antes esto se llenaba a media mañana y ahora a las nueve y media es que es imposible y tienes que meter el coche en la peor zona, la más peligrosa llena de piedras y agujeros», se lamenta Pilar Rajona.

Por ello los usuarios no solo piden al Ayuntamiento que asfalte los aparcamientos, para que sean más cómodos, sino que amplíe la superficie aprovechando las zonas que actualmente no son practicables porque están llenas de obstáculos. «Quieren atraer público a la Alcazaba y al centro, pero la gente no se puede encontrar esto al llegar, es una pena», concluye Javier Armiño.

Secciones
Servicios