Anael, el niño electrocutado, sigue en la UCI y su familia se puede quedar en la calle

''Necesitamos un barrio más limpio y seguro', decía una de las pancartas durante el acto en el colegio Nuestra Señora de Fátima.: / C.MORENO

El niño que sufrió la descarga eléctrica continúa ingresado en el hospital de La Paz, en Madrid

E. F. V. BADAJOZ

Anael, el niño que sufrió la descarga eléctrica, continúa ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital de La Paz, en Madrid. «Está sedado, respirando con la ayuda de una máquina. Ahora mismo no tiene riesgo vital, pero hay días que mejora y días que empeora», explicaron ayer sus tíos, Maikel Remedios Expósito y Fátima de Fonseca Francés. Ambos acompañaron a la madre del menor en el acto que se realizó en el colegio Nuestra Señora de Fátima.

Según indicaron, Anael tiene quemaduras en la cara y en los pies y presenta algunas heridas profundas debido a las dos descargas eléctricas que sufrió. «Los médicos han dicho que eso va muy lento porque ha sido una cosa muy grave. No saben si va a estar ingresado tres meses, cuatro meses o un año. Nos han dicho que cuando vean que se va recuperando lo pasarán a planta».

Más información

Los familiares del menor esperan que poco a poco vaya evolucionando. Entretanto, piden apoyo para poder afrontar la estancia en Madrid. «Toda la familia está allí en el hospital, por eso queremos que la Junta o el Ayuntamiento les ponga un piso. Ahora están durmiendo en los bancos y no tienen donde ducharse ni dinero para comer».

Fátima de Fonseca también ha solicitado que le guarden a su hermana el puesto de trabajo para el que había sido seleccionada y alerta de que la familia del niño, que es el mayor de cinco hermanos, puede quedarse en la calle en breve porque ahora están viviendo como okupas en un piso de la barriada de la UVA. «Pidió una vivienda social en Mérida pero le dijeron que no hay».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos