La Alcazaba pierde 130.000 euros por el retraso en la firma del convenio

Este es el estado actual del yacimiento arqueológico abierto al público hace más de un año. /Casimiro Moreno
Este es el estado actual del yacimiento arqueológico abierto al público hace más de un año. / Casimiro Moreno

La aportación del Ayuntamiento y la Junta para la conservación del yacimiento arqueológico se quedará en 20.000 euros este año

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

El yacimiento arqueológico de la Alcazaba bien podría pasar por un solar abandonado, si no fuera porque está dentro del recinto árabe, el principal monumento de la ciudad. El compromiso entre el Ayuntamiento y la Junta de Extremadura para su mantenimiento, cifrado en 150.000 euros este año, ya se ha rebajado hasta los 20.000 euros. La diferencia son 130.000 euros que se han perdido porque el convenio entre las dos administraciones para hacer efectivo el acuerdo no se ha firmado aún.

Desde que se inaugurasen las obras de la segunda fase de la rehabilitación de la Alcazaba en septiembre del año pasado, Junta y Ayuntamiento han intentado sacar adelante un convenio de colaboración para garantizar la conservación del yacimiento arqueológico descubierto.

Estaban dispuestos a poner entre ambos 150.000 euros este año y otros 150.000 euros en 2018. Pero más de un año después el texto sigue sin firmarse y la aportación, a estas alturas del año se ha rebajado a 20.000 euros para 2017.

Más información

Con esta cifra la idea es limpiar el yacimiento arqueológico antes de que acabe el año, imposible de interpretar a día de hoy porque la vegetación ha campado a sus anchas entre los restos. Eso no deja de ser un deseo porque aún no hay convenio.

Precisamente a inicios de esta semana el portavoz del grupo municipal socialista, Ricardo Cabezas, denunció la tardanza en la firma del acuerdo entre la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento, responsabilizando a éste del retraso. Según la cronología aportada por Cabezas, el 28 de septiembre del año pasado se produce la primera reunión entre las dos administraciones para sentar las bases del acuerdo y el Consistorio se compromete a elaborar un borrador del convenio.

Siete meses después (en mayo de este año), el Ayuntamiento remite el texto a Patrimonio. En este lapsus de tiempo, justifica el concejal de Turismo de Badajoz, Francisco Javier Gutiérrez Jaramillo, se producen cambios en las competencias municipales con la marcha de Germán López Iglesias a Madrid, quien hasta entonces era el responsable de esta materia.

Pese a este primer retraso, un mes después como publicó HOY el día 9 de junio, el Ayuntamiento avanzaba que ya se estaba ultimando el texto del convenio para el mantenimiento del yacimiento arqueológico. Efectivamente, en julio las dos administraciones se ponen de acuerdo en el contenido del texto y a partir de ahí empieza otra traba, su tramitación.

La Junta requiere al Ayuntamiento que el pleno autorice al alcalde a la firma del convenio y que le envíe la retención de crédito de la aportación municipal de 2017 y 2018. De estas exigencias no se percata el Consistorio hasta septiembre. «Es verdad que a finales de julio recibimos un correo que no vemos, ya se nos mete agosto y las vacaciones y lo reactivamos en septiembre. Pero ya no nos podíamos gastar 150.000 euros», reconoce Gutiérrez Jaramillo.

La siguiente cifra que se maneja para este año es de 64.000 euros entre las dos administraciones y así se aprueba en la junta de gobierno local a finales de septiembre. Pero en este proceso, el Ayuntamiento también plantea firmar el convenio este año, dejarlo sin cargo y repartir los 300.000 euros entre los próximos años. Una idea que tampoco ha podido materializarse.

La última propuesta que está sobre la mesa es que se reserven 20.000 euros para este año y 150.000 euros para 2018 (aportados a partes iguales por las dos administraciones). Con el compromiso, apunta el responsable municipal de Turismo, «de prorrogar el contrato para 2019 con otros 300.000 euros».

Limpieza de choque

Aún no hay fecha para firmar el convenio, pero Gutiérrez Jaramillo está convencido que de antes de que termine el año habrá convenio y se podrá hacer «una limpieza exhaustiva y de choque del yacimiento». Desde su apertura al público, los restos no se han tocado, lo que ha provocado que varios colectivos denuncien el estado del yacimiento y alerten del riesgo para su conservación de dejar que enraíce la vegetación entre los muros.

A partir de ahí decidir en qué se gastan los 300.000 euros del próximo año, donde además del mantenimiento podrían abordarse pequeñas rehabilitaciones o mejoras en la protección de los restos. HOY preguntado a Patrimonio su opinión sobre este proceso pero no ha obtenido respuesta.

Desbroce de la ladera y del antiguo vivero

Todos los veranos se produce la misma escena, las laderas de la Alcazaba salen ardiendo porque no se desbrozan. Este agosto, uno de los fuegos llegó alcanzar el muro de la barbacana, dañando el lienzo. Tras muchas peticiones para que se incluyan las laderas del recinto árabe como parte del monumento y se encargue de su mantenimiento, el municipio se ha decidido a contratar una empresa para este fin. El Consistorio ha sacado a concurso los trabajos de limpieza y tratamiento de las laderas y del antiguo vivero municipal (la zona entre el parque de la Legión y la Puerta de Mérida). Costará 148.000 euros. En la zona más próxima al monumento se aplicará un tratamiento herbicida para evitar que la vegetación crezca y puedan alcanzarlo en caso de incendio. En el resto de la ladera y en el antiguo vivero solo se desbrozará la vegetación, ya que ésta sirve de protección al recinto amurallado, porque evita las escorrentías de tierras.

Fotos

Vídeos