Acordonan un acceso a la Plaza Alta de Badajoz por el riesgo de caída de cascotes

El acceso a la Plaza Alta que está junto al Arco el Toril ha sido acordonado. :: pakopí/
El acceso a la Plaza Alta que está junto al Arco el Toril ha sido acordonado. :: pakopí

Tras detectarse desprendimientos en la pared trasera de las Casas Coloradas, Bomberos y Policía Local decidieron cerrar el paso

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

El acceso peatonal a la Plaza Alta por la calle Castillo, la que da a la Torre de Espantaperros, ha sido acordonada con cintas de Bomberos y vallas de la Policía Local. El motivo es que se han producido desprendimientos en la pared de las Casas Coloradas. Ante el riesgo de que vuelvan a caer cascotes, se ha cerrado al tránsito permitiendo el acceso a través del arco del Toril.

La voz de alarma, según relata un vecino de las Casas Coloradas, la dio un trabajador del servicio de limpieza, quien recogió el pasado lunes por la mañana restos de cascotes que se habían desprendido de la pared y dio aviso a la Policía Local y esta, a su vez, a los Bomberos.

«Además de los desprendimientos que se habían producido, vimos que la pared estaba abombada y decidimos balizar la zona por seguridad. Después la Policía Local instaló también vallas», cuentan desde el servicio de bomberos de Badajoz.

Un técnico de la Junta de Extremadura examinará hoy la fachada que está pendiente de rehabilitación

Las Casas Coloradas son propiedad de la Junta de Extremadura, quien ayer aseguró a HOY que no tenía conocimiento de que se hubiese producido ningún desprendimiento ni habían recibido ningún aviso del vallado de seguridad.

Hoy un técnico de Vivienda evaluará los daños de la fachada e informará a la oficina de rehabilitación municipal, ya que al tratarse de un edificio singular (catalogado como Bien de Interés Cultural) no pueden intervenir por su cuenta, según explican fuentes de la Junta.

Según los propios vecinos, el problema no afecta al interior de las viviendas (que fueron mejoradas hace un año) sino que se limita a la fachada.

Anunciado hace más de un año

Se da el caso de que la rehabilitación de la cara exterior de las Casas Coloradas lleva esperando más de un año. En marzo de 2017, la Junta de Extremadura anunció que había encargado el proyecto de recuperación de las fachadas al arquitecto Santiago Martín Corrales, afincado en Badajoz y con experiencia en intervenciones en bienes integrales del patrimonio histórico y cultural extremeño.

El deterioro de este edificio de la Plaza Alta es evidente. Las humedades, suciedad, desconchones, verdín y la pintura descolorida afean la emblemática fachada y los soportales. Hay que tener en cuenta además, que la última vez que se pintaron las Casas Colorados fue hace 13 años, por lo que el inmueble también acusa el paso del tiempo.

El proyecto para su recuperación ya está redactado y presupuestado. Para que el rojo, gris y blanco de la fachada más fotogénica de la Plaza Alta vuelva a lucir serán necesario 200.000 euros. Con ellos, la idea es sanear, corregir las patologías que afectan a la fachada -que tienen que ver sobre todo con las humedades- y repintar.

Más concretamente, la propuesta del arquitecto encargado del proyecto es la eliminación del revestimiento deteriorado y su restitución por un mortero de cal con acabado de pintura al silicato, que es especialmente apropiado para los muros exterior porque ofrece una protección natural contra la proliferación de microorganismos (algas, mohos y líquenes).

Asimismo, también ha previsto dotar a la fachada de un sistema de evacuación de aguas para evitar su degradación como consecuencia de su acumulación.

La rehabilitación de la fachada está a punto de superar el trámite de la Comisión provincial de Patrimonio. En su primera revisión, presentó un reparo técnico en la documentación presentada por la Junta de Extremadura, que ya ha resuelto. Desde Vivienda esperan que la próxima semana la comisión de patrimonio dé el visto bueno definitivo al proyecto.

Con él, la Junta de Extremadura podrá solicitar la licencia municipal para poder llevar a cabo la intervención. Este será el último paso, antes de que las obras puedan sacarse a concurso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos