Los perros peligrosos abandonados saturan la perrera de Badajoz

Dos voluntarias juegan con Steysi, que lleva 10 meses en la perrera. :: hoy
Dos voluntarias juegan con Steysi, que lleva 10 meses en la perrera. :: hoy

La instalación municipal acoge actualmente a 35 perros en las 22 jaulas disponibles y la mitad están ocupadas por este tipo de animales, que apenas logran adoptantes

NATALIA REIGADAS BADAJOZ.

En enero había 30 canes en la perrera municipal. En las instalaciones solo hay 22 jaulas, por lo que el Ayuntamiento de Badajoz anunció que retomaría los sacrificios en febrero. Se recogieron 1.400 firmas en contra de esta decisión y se hizo una campaña para encontrar adoptantes que logró paralizar la decisión de los responsables municipales. Ahora la situación vuelve a ser crítica porque este servicio vuelve a estar saturado. Los voluntarios que trabajan en la perrera hacen un llamamiento para encontrar adoptantes porque temen que se repita la amenaza de sacrificios.

En concreto, en las 22 jaulas con las que cuenta este servicio hay en la actualidad 35 perros. Además 11 de ellos son PPP (razas consideradas potencialmente peligrosas). Estos últimos no pueden convivir con otros canes por norma, así que ocupan la mitad del espacio mientras que el resto están amontonados en los cheniles que restan.

Ante esta situación, desde SOS Perrera Badajoz, la protectora de animales que gestiona las adopciones, piden familias dispuestas a adoptar, especialmente perros considerados peligrosos, ya que muchos de ellos llevan cerca de un año recluidos en las instalaciones municipales y son los que mayor riesgo corren.

Este es el caso por ejemplo de perros como Abbadon, al que encontraron hace seis meses abandonado en el vertedero. Su ingreso en la perrera, según los voluntarios, le ha supuesto mucho estrés, pero en cuanto le prestan atención aseguran que es un can cariñoso y tranquilo. Este es el principal problema para los perros considerados potencialmente peligrosos, que pasan mucho tiempo en la perrera porque resulta más complicado encontrar familias que estén dispuestas a adoptarlos. Desde SOS Perrera Badajoz aseguran, sin embargo, que apostar por estos animales compensa porque suelen transformarse cuando logran un hogar.

Papeles y seguro

Para adoptar una de estas mascotas, eso sí, se necesitan familias responsables que además deben contar con un seguro y tener los papeles en regla. Precisamente las exigencias que marca la ley para los PPP puede ser la causa del repunte de abandonos de este tipo de perros. En los últimos años la Policía Local ha sancionado a muchos dueños que carecían del seguro, que no tenían a sus perros registrados en el Ayuntamiento o cuyos canes no llevaban el chip obligatorio. Estas multas han podido provocar que otros dueños, en lugar de regularizar la situación de sus mascotas, hayan optado por dejarlas en la calle.

En la perrera de Badajoz, a diferencia de otras instalaciones de este tipo, no aumentan especialmente los abandonos durante el verano. Los voluntarios sí han notado que se dejan en la calle más perros considerados peligrosos y, como es habitual, se abandonan más canes en las épocas de caza. Suelen ser razas que se utilizan para esta actividad, pero que ya no pueden ejercerla por alguna lesión o similar.

De los 35 perros que hay actualmente en el servicio municipal, hay cinco que corren riesgo por llevar mucho tiempo. Todos son PPP. Steysi es la más veterana. Se trata de una perra de la raza american stanford o similar de unos 3 años que lleva más de 10 meses en la perrera.

Fotos

Vídeos