Hoy

Las gasolineras extremeñas se beneficiarán de la visita del Papa a Fátima

Gasolinera autoservicio de bajo coste en Badajoz.
Gasolinera autoservicio de bajo coste en Badajoz. / J. V. Arnelas
  • Uno de los aspectos clave es que el repostaje de combustible es más barato en Extremadura que en Portugal

Las estaciones de servicio extremeñas se benefician de la visita del Papa Francisco al santuario Fátima (Portugal) pues, aunque será breve, sí se espera desde hoy y hasta el próximo domingo un repunte en las ventas, sobre todo en relación a las gasolineras más cercanas a la frontera.

Uno de los aspectos clave, como ha apuntado el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio de Extremadura (Aresex), Fernando Mena, es que la gasolina es más barata en Extremadura que en Portugal.

Si se tiene en cuenta el gran número de personas que se desplazan desde España hasta tierras lusas, así como que el trayecto no es corto -Fátima está por ejemplo a 219 kilómetros de Badajoz, a 243 de Moraleja o a 266 de Cáceres-, lo más aconsejable es repostar en tierras extremeñas.

El directivo de la Confederación Empresarial de Turismo de Extremadura (Cetex), Antonio Martínez, ha coincidido en que lo normal es que en la mayoría de los viajes desde España de largo trayecto se reposte en las estaciones de servicio más cercanas a la frontera.

Sin embargo, Cetex no espera que sean muchos los peregrinos que tanto a la ida como a la vuelta decidan parar a comer en ciudades como Badajoz.

Los puntos autorizados en Extremadura para cruzar por carretera la frontera hispano-portuguesa son Termas de Monfortinho-Castelo Branco, Marvao-Portalegre y Caia-Elvas, muy transitados debido al elevado número de peregrinos procedentes de España.

Para Fernando Mena, aproximadamente un 70% de los viajeros españoles camino de Fátima pasarán por Extremadura y, en este caso la frontera más cruzada es la de Caia.

El papa Francisco llegará a Fátima hoy para conmemorar el Centenario de las apariciones de la Virgen y permanecerá cerca de 24 horas en el santuario, donde se espera que se concentren cerca de un millón de personas.

Mena ha indicado que, y a diferencia de la Final de la Champions de 2014 (que enfrentó a Real Madrid y Atlético), el sector no se ha preparado de forma especial, aunque las estaciones de servicio de la región están hoy "lo suficientemente preparadas" para ofrecer un gran servicio de repostaje, comida y compras al viajero.