Hoy

La Confederación Hidrográfica deja de limpiar con máquinas para no dañar a las aves del azud

Azud de La Granadilla, con la caseta para la observación de aves al fondo. :: J. V. Arnelas
Azud de La Granadilla, con la caseta para la observación de aves al fondo. :: J. V. Arnelas
  • La ZEPA limita los trabajos de extracción de camalote en primavera por la reproducción de las garcillas

El tramo urbano del Guadiana recupera poco a poco su cota habitual después de casi dos meses con el azud de La Granadilla abierto para retirar camalote y nenúfar. Las labores de limpieza se terminan para cumplir con el condicionado ambiental impuesto por la Junta de Extremadura y respetar la época de nidificación, según explican desde la Confederación. Durante estos dos meses, los operarios han podido avanzar con máquinas a puntos poco accesibles, pero al tratarse de una ZEPA (zona de especial protección para las aves) los trabajos en el río están sujetos a limitaciones para salvaguardar los hábitats de las aves.

La presa que forma el azud a pocos metros del club de piragüismo mantiene un caudal regular y forma un ecosistema que alberga a más de doscientas especies de aves, según explicó el alcalde Fragoso en la última edición de Fitur, donde incidió precisamente en el potencial ornitológico de la ciudad.

Según el plan de gestión de la Junta de Extremadura, durante el periodo reproductor se localiza en este espacio una población reproductora superior a las 2.500 parejas de garcillas bueyeras y garcetas comunes.

Dentro del espacio protegido, el área represada por el azud y las islas aguas arriba se consideran de alto interés, lo que esquiva a varias medidas de conservación extras como la prohibición de navegar por ejemplo.

Huecos

Un elemento clave también es el periodo reproductor de las aves, entre el 15 de marzo y el 15 de julio, según marca la Junta. En estos cuatro meses cualquier obra en los puentes debe limitarse a las zonas sin nidos y no se podrán sellar los huecos que usan los vencejos para criar.

Se trata de garantizar, en la medida de lo posible, tranquilidad y no alterar el ecosistema. Generalmente, estas especies crían en zonas bastante inaccesibles como arbolado de ribera o manchas con abundante vegetación acuática.

La nidificación afecta también a todas las campañas de retirada masiva de plantas invasoras como nenúfar y camalote. El documento de la Junta deja claro que se desarrollarán preferentemente fuera del período de reproducción, del 15 de marzo al 15 de julio.

La pesca desde orilla es una actividad compatible durante todo el año, salvo cuando exista riesgo para las aves coloniales. En estos casos, se señalizará la zona restringida a los pescadores durante el periodo de reproducción.

Es incompatible el acceso a las islas o su aproximación para evitar molestias a los dormideros y colonias de reproducción, salvo por motivos de investigación y bajo una autorización expresa. Otra medida habitual es el seguimiento periódico de la mortalidad de las aves por colisión o electrocución del tendido eléctrico que atraviesa el río entre La Granadilla y los Jardines del Guadiana.

Temas