Hoy

Fragoso aprueba que el Hospital Provincial tenga un mercado gourmet

Gallardo y Fragoso, reunidos en una imagen de archivo. :: hoy
Gallardo y Fragoso, reunidos en una imagen de archivo. :: hoy
  • El alcalde se reúne con el arquitecto y el presidente de la Diputación para conocer el proyecto de rehabilitación

El alcalde de Badajoz Francisco Javier Fragoso aprueba los usos de mercado de abastos y gourmet que se ha decidido para el Hospital Provincial.

Esos mercados se incluyen en la primera fase de la rehabilitación. El jueves por la tarde se celebró una reunión del regidor con el presidente de la Diputación, Miguel Ángel Gallardo, y el arquitecto ganador del proyecto, José María Sánchez, en la que Fragoso conoció el proyecto y en concreto estos mercados.

El alcalde valora que la rehabilitación respete las fachadas y el exterior no se altere. «Lo consideró un buen proyecto porque el edificio será igual y se respeta la protección del inmueble, al que se darán distintos usos para que esté en funcionamiento durante casi las 24 horas del día y que, además, son usos compatibles entre sí».

Hasta ahora, Fragoso solo había valorado que el edificio acoja en el futuro la Escuela Oficial de Idiomas, pero había eludido referirse a la propuesta de Gallardo de que el edificio acoja los mercados. Tras la reunión en la que conoció la propuesta, afirmó que le gustaba. Entre otras cosas, porque ese uso genera una actividad económica en la ciudad y en especial en el Casco Antiguo.

La Escuela de Idiomas acoge dos plantas y su inversión depende de la Junta de Extremadura, aunque las tres administraciones están de acuerdo en este aspecto y la Junta ya ha solicitado formalmente lo 2.000 metros cuadrados que requiere para la cesión. También cuenta con los fondos para las obras.

Fragoso valora por otro lado que el proyecto elegido comprenda la eliminación del pladur y todos los añadidos de los años 80, tanto en paredes como en techos. En este sentido, incide en que se podrán apreciar mejor las galerías y los patios originales del edificio.

El siguiente paso que debe dar la Diputación, que es la propietaria del proyecto, es la redacción de un proyecto de actuación singular y un estudio de detalle. Después, es Patrimonio (dependiente de la Junta) la que debe dar su autorización al proyecto, dado que el edificio está protegido. Posteriormente será cuando le toque al Ayuntamiento dar la licencia de obras, que se limitará a las zonas que se vayan rehabilitando. La Diputación cuenta con un millón de euros para sacar a concurso las obras.

«El Ayuntamiento facilitará que cuanto antes tenga un uso, mejor. Sobre todo, una vez que me han garantizado que la concepción del edificio exterior no se rompe», afirma el alcalde, quien añade que se celebrará una reunión el martes para explicar el proyecto al resto de grupos políticos con representación en el Ayuntamiento.

En qué consiste el proyecto

El proyecto ganador de la rehabilitación de la primera fase del Hospital Provincial respetará sus dos fachadas históricas -las que dan para las plazas Minayo y San Atón- y modificará solo ligeramente sus fachadas sur -calle Sor Agustina y Manuel Fernández Mejías-, construidas en 1987 y fuera de la protección municipal.

Se restaurarán los dos patios y recuperarán las bóvedas, se eliminarán los falsos techos y capas añadidas y se tirará el tabicado de la planta baja, fruto de la compartimentación del espacio para su uso como despachos. En la zona nueva, la sur, se harán otros dos patios.

La planta baja abierta se destinará a un mercado gourmet, área de restauración y zona comercial, también equipamientos culturales, turísticos y de ocio y se harán dos salones de actos.

En las plantas primera y segunda se ubicarán la Biblioteca Regional y salas audiovisuales, la Escuela de Idiomas y el Archivo Provincial. Y la tercera planta, a propuesta del proyecto ganador, se habilitará como una zona de trabajo común para emprendedores.

El proyecto presentado por el arquitecto José María Sánchez García ha sido el único, de los ocho presentados, que cumplía los criterios exigidos en el concurso de la Diputación.