Hoy

Soledad Giménez, ensayando con los músicos de la OEx. :: J. V. A.
Soledad Giménez, ensayando con los músicos de la OEx. :: J. V. A.

Sole Giménez: «Me gusta asumir riesgos»

  • Soledad Giménez y el tenor José Manuel Zapata ponen hoy la voz a los tangos sinfónicos de la Orquesta de Extremadura

Cuesta creer que el tenor José Manuel Zapata y la cantante Soledad Giménez se conozcan personalmente hace poco tiempo. Sus mundos musicales quedan muy lejos, pero la sintonía entre ambos se percibe a los pocos segundos. Los clásicos, advierte Zapata, necesitamos la energía que transmite gente como ella. «Parece que tienes que hacerlo todo como ya se ha hecho antes». Echa de menos la libertad que hay cuando uno sale de Rossini. Soledad, en cambio, añora la disciplina de la lírica, la capacidad para ceñirse a las partituras. Aquí no hay margen de error. Los músicos dependen del cantante. «Me gusta asumir riesgos, cuando me proponen algo que puedo aprender lo hago. He venido a este mundo a eso, a aprender».

Fue Zapata quien le sugirió a la excomponente de Presuntos Implicados un concierto de tangos sinfónicos. Ya lo había hecho con la orquesta de RTVE y Pasión Vega, pero con Soledad Giménez ahora es como cumplir un sueño. Y no es ninguna exageración. Basta recordar que el día de su boda abrió el baile con la canción 'Nadie como tú' de Presuntos Implicados. «Soy un tío que va cumpliendo sueños, es lo que tiene».

El particular matrimonio ofrece esta tarde a las ocho y media en el Palacio de Congresos su particular versión de los tangos más conocidos de Carlos Gardel con la música de la OEx de fondo. Piezas como 'Viejos Aires', 'El día que me quieras' o 'Mi Buenos Aires querido' forman parte del repertorio de la velada más argentina de la Orquesta de Extremadura. Para Zapata, 'Cuesta abajo' es la canción más especial de las que interpretará esta noche. «Cuenta tu vida muchas veces». Insiste en que se trata de un espectáculo con mucha emoción, que puede aglutinar tanto a los habituales de los recitales de la Orquesta como a los seguidores del tango. Sole Giménez, en cambio, prefiere temas como 'Especialmente uno'. Sorprende que en una carrera tan versátil como la suya en la que ha pasado del pop a los boleros, no haya debutado todavía en el tango.

Poco asidua a Badajoz desde que hace vida musical en solitario, espera regresar en breve con su nuevo disco.

El director artístico de la Orquesta de Extremadura, Álvaro Albiach, ya había trabajado antes con José Manuel Zapata. El concierto de esta tarde es una idea que ambos contemplaron hace mucho tiempo. El proyecto encaja ahora porque la agrupación que dirige Albiach está inmersa en un proceso de puertas abiertas, de trabajar con los músicos en otros registros. «Es un soplo de aire fresco, a veces viene bien abrir las ventanas.

Las entradas para el espectáculo, explican desde la OEx, se venden a 16 euros y ayer ya se había ocupado el 90% del aforo del Palacio de Congresos.