Hoy

López Iglesias vuelve a Badajoz para la toma de posesión de dos nuevos comisarios

Germán López Iglesias en la Jefatura Superior de Policía en Badajoz.
Germán López Iglesias en la Jefatura Superior de Policía en Badajoz. / J. V. Arnelas
  • Juan María Cervera será el nuevo comisario provincial de Badajoz, y Elisa Fariñas, la primera comisaria de Mérida

El pacense Germán López Iglesias ha vuelto este jueves a su ciudad natal para asistir al acto, celebrado en la Delegación del Gobierno en Badajoz, de toma de posesión de dos nuevos comisarios provinciales. El que fue concejal en el Ayuntamiento de Badajoz ha pasado a ser el jefe máximo de 65.000 policías con su nombramiento como director general de la Policía Nacional.

López Iglesias también ha visitado este jueves la Jefatura Superior de Policía, donde ha sido recibido con una cencerrada protagonizada por el Sindicato Unificado de Policía -SUP- que le ha reclamado soluciones a sus problemas. El pacense, les aseguró en su visita que hará todo cuanto esté en su mano para solventar sus dificultades.

Juan María Cervera, nuevo comisario provincial de Badajoz, y María Elisa Fariñas, primera comisaria de Mérida, han tomado posesión de su cargo este jueves en un acto en la Delegación del Gobierno en Badajoz.

El acto, que ha estado presidido por López Iglesias, -acompañado de la delegada del Gobierno en Extremadura-, ha contado con la presencia de autoridades civiles, mandos militares y jerarquía eclesiástica. También han estado presentes el expresidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, el alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, o el jefe superior de la Policía Nacional en Extremadura, Miguel García-Izquierdo.

Perfiles

Nacido en Badajoz, Juan María Cervera ingresó en la Escuela General de Policía en 1979 y ha ejercido puestos como jefe de Comisaría Local en Mislata, de Brigada Operativa también en Mislata o de la Comisaría de Distrito en Valencia. Cuenta con varias felicitaciones públicas, dos Cruces al mérito policial con distintivo blanco y la Encomienda de dedicación al servicio policial.

López Iglesias vuelve a Badajoz para la toma de posesión de dos nuevos comisarios

María Elisa Fariñas, nacida en Madrid, es la primera mujer en acceder al puesto de jefa de una Comisaría Local tras haber entrado a través de la escala básica del cuerpo, ingresando en la Academia Especial de Policía Nacional en 1984.

Ha pasado por distintos destinos como la Jefatura Superior de Policía de Madrid, la Comisaría Provincial de Vitoria o la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, y ha recibido la Cruz al mérito policial con distintivo rojo y blanco o la Cruz al mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco.

Responsabilidad y espíritu de servicio

En primer lugar ha intervenido María Elisa Fariñas, hija de un policía extremeño que ha destacado que su trayectoria profesional de más de 30 años se ha desarrollado en distintas áreas policiales y lugares del territorio nacional. También ha señalado que todavía recuerda cómo en 1984 ingresó en el Cuerpo de Policía en la escala básica una joven "llena de alegría y de ilusión", sentimientos y sensaciones que conserva este jueves.

También se ha considerado una persona afortunada porque trabaja en su "verdadera vocación" y ha reconocido que el nuevo cargo que ostenta implica un gran reto y responsabilidad que ha achacado a "todo un equipo", refiriéndose a los integrantes de la comisaría emeritense.

En un sentido similar se ha pronunciado Juan María Cervera, quien ha indicado que este jueves se cumplen unos 40 años desde que en 1978 algunos de los presentes en este acto se presentasen opositando para entrar en el entonces Cuerpo General de Policía y ha reconocido que, como extremeño y pacense, estar en esta toma de posesión constituye una "inmensa felicidad" y "alegría".

También es una nueva responsabilidad que asume con la firme intención de estar a la altura de lo que el nombramiento significa, a la vez que ha apuntado que con la misma sencillez y espíritu de servicio lo acepta y se compromete a cumplir "fielmente todas sus obligaciones".

Ha avanzado, además, que prestará un "especial tratamiento y atención en la prevención proactiva" a colectivos y personas vulnerables como niños, mujeres y ancianos.