Hoy

María Victoria Gil, presidenta de Adicitex. ::
María Victoria Gil, presidenta de Adicitex. :: / HOY

Los profesores del campus de la UEx divulgarán la ciencia en los colegios

  • La nueva asociación parte con medio centenar de docentes y para este mes de enero ya tienen programadas actividades en los centros

María Victoria Gil pone el ejemplo de Física. En este grado universitario que se imparte en el campus de la avenida de Elvas ha aumentado de forma significativa el número de matriculados en los últimos años.

Y parte del mérito, explica la profesora, viene por la labor de divulgación que iniciaron hace varios años algunos de sus compañeros en colegios e institutos. Las carreras de ciencias siempre se ven como disciplinas muy áridas, pero en cuanto las acercas a la gente, la percepción cambia. Y los resultados también.

Con esa filosofía se ha constituido hace pocas semanas Adicitex, -asociación para la difusión de la ciencia y la tecnología en Extremadura-. De momento cuenta con 55 socios, la mayoría profesores de la facultad de Ciencias, aunque el número puede quedar antiguo en pocos días. María Victoria Gil, la presidenta, explica que en la primera sesión que celebraron acordaron abrir Adicitex a docentes de Matemáticas, Física, Biología, Química y Tecnología de institutos y colegios.

Insiste en que no han descubierto nada nuevo porque hay gente que lleva muchos años en este empeño, pero con la asociación tratan de coordinar todos los esfuerzos y hacerlos más visibles.

La primera tarea es organizar un calendario de actividades. Para enero ya tienen cerrado talleres científicos en varios colegios de Badajoz. A medio plazo, la idea pasa por extender este formato de talleres científicos en colegios a centros de la provincia y no quedarse solo en la capital. Por eso necesitan el apoyo de la red de CPR (centro de profesores y recursos) de la Consejería de Educación. «Las evidencias son muy claras, siempre que se divulga se despiertan vocaciones».

Según la presidenta de Adicitex, los pedagogos y educadores estiman que entre los doce y los trece años los niños empiezan a interesarse por una disciplina u otra, por eso quieren estar presentes cuando se despiertan las vocaciones científicas.

La idea es que los chicos tengan un contacto cercano con la ciencia en estas etapas para que cuando lleguen a los estudios preuniversitarios -bachillerato o ciclos formativos- tengan como prioridad una carrera científica.

La Universidad de Extremadura ya cuenta con un servicio de difusión de la cultura científica que lleva años organizando actividades tan consolidadas como la noche de los investigadores. Adicitex, aclara María Victoria Gil, surge de los profesores de la facultad de Ciencias y es un bloque dentro de este servicio, un complemento.

Que la iniciativa parta precisamente de los docentes universitarios tiene también su relevancia. Centrados en la mayoría de los casos en la docencia y la investigación, apenas dedican tiempo a la divulgación. «En nuestros currículos, solo se valoran estas dos facetas, si se valorara también la de divulgar, seguro que más compañeros se animaban». La recién creada asociación también persigue cambiar esta tendencia. «Hasta ahora se ve como un extra, como algo que hacemos porque nos gusta. Si las administraciones cambiaran la valoración de los currículos también ayudaría».

El tiempo también juega en contra de esta filosofía de trabajo.

Acostumbrados a resultados a corto o medio plazo, los frutos de la divulgación llegan con el paso de los años. «Satisface mucho ver que niños que participaron en alguna actividad nuestra y les encantó luego llegan como estudiantes a la facultad». En la Universidad también han notado que los colegios y los institutos son cada vez más receptivos con este tipo de iniciativas. Por eso en Adicitex han invitado a sumarse los compañeros de Secundaria y a los estudiantes de Grado. Muchos de los que hoy estudian Química o Física en la facultad ejercerán en un futuro de profesores en los institutos, por eso conviene que también se inicien en la divulgación como herramienta para promocionar la ciencia. María Victoria Gil insiste: «No hemos descubierto la pólvora, esto se lleva haciendo mucho tiempo, pero se trata de sumar a más gente para que no sea algo minoritario».

El vicedecano de la Facultad de Ciencias, Juan Fernando García, ya recordó en la presentación de la asociación que aunque existen muchas actividades en colegios e institutos nunca son suficientes, y apuesta además por la coordinación entre las diferentes entidades.

Desde la facultad abogan también al papel que deben jugar en este campo los medios de comunicación porque la difusión de los estudios científicos suelen difundirse en revistas científicas, que tienen un público especializado y reducido.