Hoy

Buscan a un presunto vendedor de droga de Los Colorines, para el que piden cuatro años

  • Está acusado de proporcionar heroína y cocaina a un hombre que supuestamente iba a venderla en Miajadas, y para el que también piden cuatro años

La Audiencia de Badajoz ha decretado una orden de busca y captura para su ingreso en prisión provisional para un hombre acusado por la Fiscalía de proporcionar droga en Badajoz a otro varón que supuestamente iba a venderla en Miajadas (Cáceres). La Fiscalía de Badajoz pide para ambos una pena de cuatro años de prisión.

El juicio por estos hechos, acaecidos en octubre de 2015, iba a llevarse a cabo hoy, pero ha sido suspendido por la incomparecencia de R.M.F., acusado por la Fiscalía de ser quien suministró la droga en la barriada de Los Colorines (Badajoz).

Además, el juicio también queda a expensas de que se solicite una documentación al Centro Extremeño de Drogodependencia (Cedex) de Miajadas, para que acredite que el hombre que adquirió la droga, cuyo nombre coincide con las iniciales A.M.,es politoxicómano.

Tampoco ha comparecido al juicio un testigo que alegó haber comprado droga a R.M.F., aunque se refirió a él por su apelativo.

Sin embargo, el abogado de R.M.F. ha indicado que este testigo posteriormente alegó haber sufrido determinadas coacciones por parte de la Policía Nacional para que firmase, a cambio de su libertad, haber comprado la droga a su representado.

La Fiscalía de Badajoz dice que A.M. se desplazó en octubre de 2015 a Los Colorines para adquirir sustancias estupefacientes.

Allí, se dirigió al domicilio de un ciudadano portugués en la plaza Totó Estirado y una vez que adquirió las sustancias estupefacientes las ocultó en la tubería del aire acondicionado de su vehículo, en la parte del salpicadero.

El vehículo fue interceptado por agentes de la Policía Nacional en la salida a la autovía A-5 y hallaron heroína y cocaína por un valor de unos 1.000 euros. Después, se montó un dispositivo en la casa del acusado de suministrar la droga.

Sin embargo, cuando éste último se dirigía en coche por la carretera de Campomaior, advirtió la presencia de los policías y arrojó por la ventanilla de su vehículo un envoltorio que contenía 15 bolsitas de plástico con cocaína, por un valor de 300 euros.

El abogado de éste último considera que la sustancia encontrada no es suficiente como para imponer tamaña pena a su defendido, pues la acusación se basa únicamente en esa actuación policial.