Hoy

Curro Velázquez debuta como director con Karra Elejalde

Curro Velázquez con 'El Langui' durante un receso en el rodaje. :: HOY
Curro Velázquez con 'El Langui' durante un receso en el rodaje. :: HOY
  • 'Que baje Dios y lo vea' cuenta con 3,8 millones de euros de presupuesto y en diciembre se terminó de rodar en Roma

Curro Velázquez se fue de Badajoz con 24 años. Ya había dirigido algún corto y tenía muchos proyectos en la cabeza. Al poco de llegar hizo una prueba y le cogieron para trabajar como guionista en un programa de chistes de Telecinco. Luego formó parte del equipo de guionistas de 'Periodistas' y 'Los Serrano'. Siguió en 'Los hombres de Paco' y fue el creador de 'El Chiringuito de Pepe'. En el cine se estrenó firmando el guion y llevando la producción de 'Fuga de cerebros'.

Ahora, a sus 41 años, está a punto de firmar su primera película. Morena Films ha puesto en sus manos ' Que baje Dios y lo vea', un proyecto de 3,8 millones de euros con un reparto encabezado por Karra Elejalde. Alain Hernández, Juan Manuel Montilla 'El Langui', Tito Valverde y Macarena García completan el casting de una historia que acabó en Roma su rodaje a finales del mes pasado.

Su olfato como guionista le llevó a sacar una trama después de leer un reportaje sobre la Champions Clerum, un torneo real de fútbol en el que se enfrentan equipos de clérigos de toda Europa. En este particular universo donde se saludan con «¡Ave María Purísima¡» en el centro del campo y no hay faltas agresivas, Velázquez se puso a construir personajes y tramas. Cuenta los problemas que tiene una orden religiosa para sobrevivir y ve en el fútbol su última oportunidad. El resultado es una comedia romántica y una nueva versión del viejo mito de David contra Goliat.

Con la maleta recién desecha tras volver de Roma y finiquitar el rodaje, Velázquez lleva varios días encerrado en la sala de montaje. Arranca por la mañana y termina de madrugada. Ya se puede caer el mundo fuera o acumularse más de diez llamadas en el móvil, que su universo empieza y acaba en la máquina de montaje. Cuando por fin se pone al teléfono, la expresión que más repite es la de «historia redonda». Velázquez huye de la comedia de brocha gorda y lamenta que muchas veces se menosprecie el trabajo de los actores, guionistas o directores de este género. «Es lo más difícil. No hay término medio. O funciona o no funciona. Con el drama o el thriller tienes más opciones».

Sus referencias para 'Que baje Dios y lo vea' salen de guiones firmados por Richard Curtis -'Cuatro bodas y un funeral' o 'Love actually'- o 'El club de los poetas muertos' y 'Los chicos del coro'. Todavía no hay fecha para conocer el veredicto del público. Deaplaneta, la distribuidora del Grupo Planeta, no ha puesto fecha de estreno. Velázquez insiste, el espectador tiene que llevarse la sensación de que se ha reído mucho, pero, por encima de todo, de que le han contado una buena historia. De ahí la importancia de los actores principales. «Gente con la que te ríes pero que cuando hay que poner tensión también ofrecen mucha verdad. Son muy contundentes».

En la región

Con el paso de los años ya sabe que este negocio no hay una receta mágica. La única opción es trabajar a base de ensayo y error. Por lo que ha hecho en otro sitio y lo que ha visto en otros compañeros, puede intuir lo que gusta y lo que no, pero no siempre se acierta.

Lamenta que en esta primera película no haya podido rodar en Extremadura, a pesar de que el Monasterio del Palancar, entre Cáceres y Plasencia, estuviera entre sus primeras localizaciones. La congregación rechazó la propuesta de la productora y optaron finalmente por el Monasterio de La Caridad de Ciudad Rodrigo. «Ha sido perfecto. Ni construyendo uno hubiera sido mejor».

Pastrana -Guadalajara-, Alcalá de Henares, El Escorial, Gózquez (Madrid) y Viso del Marqués (Ciudad Real) han sido las otros escenarios que ha recorrido el equipo de la película en las últimas semanas. El rodaje acabó con el viaje final a Roma, sede fija de la champions de las sotanas.