Hoy

Un juzgado rebaja una multa por exceso de velocidad porque no se aplicó el margen de error

  • La sanción se reduce de 300 a 100 euros y se anula la retirada de dos puntos de carné

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Cáceres ha levantado una sanción de 300 euros impuesta a un conductor que superaba los límites de velocidad establecidos después de que su abogado haya logrado probar que en la denuncia que le fue impuesta no se tuvo en cuenta el margen de error que pueden tener los dispositivos utilizados en la medición de la velocidad.

El abogado que ha representado al conductor es Enrique González-Vallejo, quien ha explicado que la Jefatura Provincial de Tráfico de Cáceres le envió a su cliente una denuncia en la que le comunicaba la obligación de abonar una multa de 300 euros y la retirada de dos puntos del carné.

En esa denuncia se indicaba que el conductor circulaba a 121 km/h a pesar de que el vehículo tenía limitada la velocidad máxima a 90 km/h.

El punto exacto en el que fue medida esa velocidad está en el kilómetro 508 de la autovía A-66, entre Cáceres y Plasencia. En ese lugar hay un radar de cabina cuya cámara captó la velocidad de 120 kilómetros por hora. El tramo tiene una limitación genérica de 120 km/h, pero el vehículo fotografiado era una furgoneta Renault Master que, por sus especiales características, tiene limitada la velocidad máxima a 90 km/h.

La tabla de excesos de velocidad de la Dirección General de Tráfico indica que los vehículos limitados a 90 km/h incurren en una infracción grave cuando circulan en la horquilla de velocidad comprendida entre los 121 y los 140 km/h. En esos casos, la multa es de 300 euros y se detraen dos puntos del permiso de conducir.

Eso es lo que figuraba en la denuncia que le enviaron a este conductor, pero en la sentencia se indica que no queda claro si la velocidad contenida en el boletín de denuncia contempla, o no, el margen de error del radar, que es del 4%.

«Hemos de coincidir con el recurrente en que no existe prueba concluyente de que la velocidad fuera de 121 km/h, pues si bien esta es la velocidad que aparece en la fotografía hecha por el cinemómetro, por parte de la Administración no se ha acreditado que esa fuera la velocidad a la que circulaba, una vez corregida con los márgenes de error -recoge la sentencia-. Nada se dice acerca de si se han tenido en cuenta esos márgenes de error, ni si es el propio cinemómetro el que, de forma automática, tiene en cuenta ese margen de error, cuestión que en el presente caso reviste especial trascendencia, pues de aplicarse sobre la velocidad captada por el cinemómetro el margen de error, la velocidad que se debería haber tenido en consideración para imponer la sanción hubiera sido menor de 120 km/h, lo que conllevaría una multa de 100 euros, en lugar de 300, y la no retirada de puntos».

El juzgado anula la denuncia y obliga a que se tenga en cuenta el margen de error, con lo que la multa que finalmente pagará el demandante será de 100. Tampoco habrá retirada de puntos.