Hoy

El médico Daniel Serrano Collantes muestra su libro. :: c. moreno
El médico Daniel Serrano Collantes muestra su libro. :: c. moreno

Recetas para el alma

  • El libro ofrece consejos para abordar los problemas cotidianos que le plantean sus pacientes en la consulta

  • El médico Daniel Serrano Collantes publica '16 ideas para vivir de manera plena'

Una mujer acude a la consulta de su médico de cabecera para contarle que su marido ha tenido que cerrar su tienda por la crisis económica y que ella, para ayudarle, le ha buscado un trabajo y allí él se ha reencontrado con una antigua amiga con la que ahora mantiene contacto frecuente por redes sociales. La mujer tiene la clave de acceso de la cuenta de facebook de su marido y espía sus conversaciones.

No le duele la rodilla, ni está resfriada ni quiere cita para una analítica pero esta consulta es real. La vivió Daniel Serrano Collantes, médico de familia y comunitaria y colaborador de HOY, y la cuenta en su libro '16 ideas para vivir de manera plena', su primera publicación en solitario.

En el libro el doctor, que desde hace 17 años trabaja en un centro público de Portalegre pero reside en Badajoz, cuenta su experiencia personal al frente de las consultas que le hacen sus pacientes sobre las enfermedades del alma y sobre los consejos que él les receta. No desvela sus nombres, pero sí sus inquietudes y temores.

«Hablo de problemas cotidianos, basándome en mi experiencia personal como médico de familia. Cada capítulo -dieciséis en total- aborda un tema que parte de un problema que me ha planteado algún paciente y que sobrepasa lo estrictamente médico, como la relación con los hijos preadolescentes y adolescentes, la amistad, la gestión del tiempo, el orden, las nuevas tecnologías, el sufrimiento anticipatorio...», explica su autor, que ofrece en las páginas de su libro consejos y pistas para afrontar los problemas cotidianos o «reorientar algún aspecto de su vida».

Su incursión en el mundo de los libros de autoayuda, que Serrano Collantes prefiere llamar como «libros de crecimiento personal», surge precisamente de la frecuencia con la que sus pacientes acuden a él a plantearle cuestiones que no se arreglan con pastillas, sino con escucha. «En esta sociedad y con tanta tecnología es cada vez más difícil hablar y que te escuchen y, a veces, una buena escucha es más curativa que la medicina para las enfermedades de la mente», dice.

Serrano Collantes se alinea con la corriente de la medicina que defiende que hay que ver enfermos y no enfermedades. «Trato a todos los pacientes de forma individual y les pregunto por su familia, cultura, sus aficiones e incluso sus creencias», cuenta. Añade que los médicos de familia «son médicos del cuerpo y del alma».

Para este doctor, el gran desafío de la medicina del siglo XXI es «volver a descubrir el impacto que las emociones y el pensamiento ejercen en la salud. Ahora impera el modelo biomédico, que separa la mente y el cuerpo», explica.

«No medicar la vida»

Él se ha formado específicamente en psicoterapia para atender esas consultas ajenas a las patologías y confiesa que cuando tiene enfrente a un nuevo paciente «no solo le pregunto si es alérgico a la penicilina o si en su familia hay antecedentes de cáncer, también en qué trabaja, qué aficiones tiene o si está casado y tiene familia». Para este médico: «Es tan importante el contexto social y psicológico del individuo como el biológico a la hora de tratarlo».

Este tipo de consultas parecen una panacea en una sanidad pública donde los médicos de cabecera tienen cinco minutos para ver a sus pacientes. «En España es más difícil pero en Portugal tengo veinte minutos para cada consulta y si mis pacientes necesitan más tiempo, los cito en otro momento en el que pueda dedicarles más », confiesa. Lo hace -dice- porque considera que antes de recitar una medicación a un paciente hay que aplicar el sentido común. «En mi libro, a esto lo llamo no medicar la vida», relata.

Por eso aspira que a lo largo de las 151 páginas de su libro, quienes lo lean puedan resolver sus problemas o despejar sus miedos aplicando las herramientas que él ofrece. «Lo que quiero es que el libro sea útil para los lectores. Pero no es un crecepelo mágico, las ideas y consejos que doy las tiene que trabajar cada uno para afianzar actitudes, redescubrir valores o reorientar la vida en algún aspecto», explica el médico, quien confiesa que escribir su libro al primero que le ha valido es a él. También a la paciente que espiaba el facebook de su marido a la que, confiesa Serrano Collantes, «le di una serie de pautas para que reflexionara sobre su vida familiar y salió bien. Hoy sigue con su marido».