Hoy

Los presidentes de las diputaciones piden modernizar las administraciones

Miguel Ángel Gallardo lee la declaración. :: j. v. arnelas
Miguel Ángel Gallardo lee la declaración. :: j. v. arnelas
  • Gallardo presentó ayer una declaración conjunta basada en mejorar sus competencias y optimizar la gestión de sus recursos

La II Conferencia de presidentes de gobiernos provinciales -que se desarrolla desde el jueves hasta hoy en Badajoz- concluyó ayer con una declaración conjunta en la que los representantes de estas instituciones defendieron la necesidad de afrontar la modernización de la administración pública española, incluidas las diputaciones.

Así lo señaló el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, quien matizó que dicha modernización se haría con el objetivo puesto «en el mejor desarrollo de sus competencias, prioridades y optimización en la gestión de los recursos, presupuestos y empleo público».

Gallardo estuvo acompañado del presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, en la lectura de la declaración conjunta en la segunda conferencia. Dicha declaración arroja también que la estructura político-administrativa de los gobiernos locales intermedios españoles «continuará siendo una gestión pública, eficaz y transparente al servicio de los ciudadanos de la provincia, profundizando en la mejora de los servicios y la calidad de atención».

De igual modo, el presidente de la Diputación pacense expuso la «necesidad de mejora de un nuevo marco de financiación local» para las provincias y los municipios. En este contexto, la declaración considera que los gobiernos locales «no deben seguir siendo los sacrificados en las medidas presupuestarias y financieras que sea necesario adoptar como consecuencia del cumplimiento de las exigencias de la Unión Europea para con el Estado Español».

En su intervención en un acto en el salón de plenos de la diputación pacense, Miguel Ángel Gallardo resaltó que estas instituciones también han prestado permanente asistencia, cooperación jurídica, económica y técnica o asesoramiento, por lo que considera que «su papel es esencial para los pequeños municipios, siendo asimismo imprescindible para combatir la despoblación». Según concreta el escrito, «la despoblación del mundo rural como consecuencia de la ausencia de suficientes políticas vertebradoras y cohesionadoras del territorio, insuficientemente desarrolladas constitucionalmente».

Al mismo tiempo, Gallardo hizo un «reconocimiento efectivo» del papel que juegan los municipios de menos de 20.000 habitantes en la gestión y conservación del territorio y que el mismo «se habrá de vincular a la revisión del gasto e inversión pública, así como del funcionamiento, representación y régimen de financiación de las diputaciones provinciales».

Gasto público eficiente

El presidente de la institución provincial en Badajoz también hizo hincapié en que los gobiernos provinciales suponen un gasto público eficiente y necesario dado que son la administración más cercana al municipio y las más conocedoras de la realidad municipal y de las necesidades de prestación de servicios por parte de los ayuntamientos.

En este contexto, Gallardo subrayó que las diputaciones son instituciones saneadas que cumplen con los plazos de pago a proveedores y contratistas; así como que la deuda de las diputaciones representa el 8 por ciento de la de todas las entidades locales y el 0,3 del PIB nacional.

«Las diputaciones provinciales destinan a sus gastos de funcionamiento un porcentaje inferior al de otras administraciones públicas», agregó sobre estas instituciones que, en relación al hecho de que la Unión Europea trabaje en el reparto de fondos contra la despoblación, por la «exitosa trayectoria de gestión que les avala y el conocimiento de la problemática rural deben ser las gestoras de dichos fondos».

Igualmente, las corporaciones locales reivindicaron la participación en el Consejo de Política Fiscal y Financiera y abrir el debate de la financiación de las entidades locales al mismo tiempo que el de las comunidades autónomas.