Hoy

Aprender a conducir por la rotonda

Fotografía tomada ayer a la glorieta. Sobre ella, una simulación de los carriles que serán pintados. ::
Fotografía tomada ayer a la glorieta. Sobre ella, una simulación de los carriles que serán pintados. :: / J.V.A.
  • Los automovilistas ya realizan cambios de sentido en la fuente de la Constitución

  • En los primeros días de funcionamiento las novedades han generado dudas pero los usuarios creen que a la larga puede resultar positivo

Carlos García llegó a Badajoz hace ocho años. Entonces ya era conductor y se sorprendió al comprobar que en pleno centro hubiese una extraña glorieta en la que los vehículos podían girar a la izquierda sin necesidad de rodearla. «La primera vez te sorprendes, pero con el paso del tiempo acabas acostumbrándote».

Casi una década después, este placentino que trabaja en la zona centro mira con buenos ojos la conversión de la fuente de la Constitución en una verdadera rotonda. «Yo el primer día casi me meto mal y sé de mucha gente de fuera a la que le ha pasado lo mismo».

Esas equivocaciones son las que trata de evitar ahora la Policía Local de Badajoz, que desde mediados de esta semana realiza una prueba piloto con la que pretende cambiar para siempre el sentido de circulación en esta céntrica glorieta.

De momento, los agentes han colocado canalizadores de tráfico móviles con los que consiguen evitar que los vehículos sigan cruzando la rotonda como lo venían haciendo hasta ahora. Esas barreras plásticas impiden el giro directo a la izquierda a los vehículos que proceden de Enrique Segura Otaño (la avenida donde está El Corte Inglés) y también a los que se mueven por la avenida de Europa y quieren ir a la izquierda para ingresar en la avenida de Pardaleras (en dirección a la plaza de toros).

Hasta ahora, esos dos giros se hacían directamente sin necesidad de rodear la rotonda siempre y cuando estuviese abierto el semáforo, dos maniobras que desde esta semana quedan prohibidas.

El nuevo sistema de circulación sí permite el cambio de sentido para los vehículos que circulan por Fernando Calzadilla en dirección centro ciudad. Hasta ahora, los conductores sólo tenían la opción de girar a la izquierda (hacia la avenida de Pardaleras) o seguir de frente, pero no podían realizar un giro de 180 grados para cambiar de sentido, algo que ahora sí será posible.

«Yo veo bien los cambios que han hecho, puede ser positivo para la circulación porque ahora se permite el cambio de sentido», decía ayer el taxista Óscar Felipe Palacios mientras esperaba la llegada de algún cliente en la parada de taxis de la avenida de Pardaleras. «La gente se extraña todavía de la nueva ordenación del tráfico, hay dudas, pero a la larga será bueno».

En todo caso, este taxista aboga por mantener en funcionamiento los semáforos para evitar posibles accidentes. «La fuente dificulta la visibilidad de los vehículos que ya están dentro de la glorieta, yo creo que los semáforos serían una ayuda fundamental».

En estos días, la Policía Local ya ha inutilizado los semáforos que permitían los giros directos hacia la izquierda pero siguen en uso los que regulan el acceso a la glorieta. La intención definitiva es que los grupos semafóricos sólo funcionen en los momentos del día en los que la gran afluencia de vehículos o de peatones hagan más complicada la circulación.

«Esta mañana había un colapso total en Enrique Segura Otaño. Y lo mismo sucedió ayer a las 9.15 de la mañana. El problema es que ha sido inutilizado el carril de la izquierda y en el de la derecha siguen parando vehículos para descargar, por lo que sólo queda en uso el carril central», se quejaba ayer Sonia Tabanera, que trabaja en la tienda que la firma Marta Terrón tiene en la plaza de la Constitución.

Distinta era la opinión de Beatriz Rodríguez y Mamen Gómez, de Amplifón. El local en el que ambas trabajan también está en la plaza y ambas están convencidas de los beneficios del cambio. «Al principio habrá un poco de lío pero a la larga será bueno». «Yo también creo que va a ser para bien», concluyó Rafaela Barrena, cuyo piso mira a la fuente de la Constitución.

Temas