Hoy

El Plan de Empleo Social dará trabajo a 243 pacenses durante seis meses

Jardineros, una de las categorías laborales que se contrataron en la anterior edición del plan. :: hoy
Jardineros, una de las categorías laborales que se contrataron en la anterior edición del plan. :: hoy
  • El PP insta a la Junta a que mejore las condiciones de contratación al considerar que fomenta la precariedad laboral

Será en dos convocatorias y aún no ha comenzado la selección. Pero el Plan de Empleo Social impulsado desde la Junta y las dos diputaciones facilitará 243 contrataciones de seis meses en el Ayuntamiento. Badajoz recibirá 1.472.000 euros para estos contratos, y el Consistorio aportará otro millón de euros.

Este programa se divide en dos convocatorias y se espera que se rija por los mismos criterios que el año pasado, así que los contratos serán de seis meses. Pero aún falta la orden de convocatoria donde aún se pueden realizar algunos cambios.

Los populares en el Ayuntamiento de Badajoz quieren modificaciones y llevan una moción al Pleno que se celebra mañana para instar a la Junta a que realice los cambios; entre otros asuntos, en las condiciones de los candidatos.

La convocatoria está dirigida a parados de larga duración en situación de exclusión social o en riesgo, que en los últimos doce meses no hayan trabajado más de 30 días a jornada completa o 60 días a jornada parcial y que no sean beneficiarias de prestación o subsidio por desempleo, excepto perceptores de Renta Básica de Inserción, que sí podrán participar.

La concejala de Recursos Humanos, Beatriz Villalba, considera que estas condiciones contribuyen a la «discriminación social y fomentan la precariedad laboral». Explica que si bien se pueden acoger a este programa perceptores de la renta básica (y esta se suspende), no pueden acogerse otros que tienen subsidios de 250 euros mensuales.

Cree que se deben tener en cuenta los ingresos familiares en todos los casos, dado que actualmente solo computa si se tienen ingresos distintos de la renta básica. Estos no pueden superar el 75% del Iprem, más el ocho por ciento por cada miembro hasta un máximo de 1,5 veces este indicador. Se puede presentar únicamente un miembro por cada unidad familiar. Se entiende así a cónyuges o parejas, así como parientes que conviven en el mismo domicilio.

Además, Badajoz quiere que cada ayuntamiento tenga autonomía para crear el número de empleos que considere atendiendo a sus necesidades y a su convenio colectivo. Esta queja ya existió el año pasado, dado que los salarios son superiores en el Ayuntamiento pacense con respecto a otros ayuntamientos, pero todos perciben la misma cantidad por empleado: 6.000 euros. El Consistorio tiene que aportar más dinero por cada empleo, dado que le obligan a crear 243, para equiparar esos salarios a los que perciben el resto de empleados municipales.

El Sexpe

Beatriz Villalba también pidió que el Sexpe intervenga en la selección de los empleados. Este trabajo recae en los servicios municipales y, según dice, se tienen que entregar a esta tarea el tiempo que dure en un periodo, además, corto. Hay que tener en cuenta que los contratos de la primera convocatoria deben estar firmados antes del 31 de diciembre y que aún falta la orden de la Junta.

Además, la crisis hace estos empleos necesarios. En la última convocatoria, en junio pasado, concurrieron 1.514 personas para 122 puestos de jornada completa y una duración de seis meses. La primera convocatoria, para 123 empleos, registró 2.300 solicitudes. Los contratos se destinaron a auxiliares de jardinería, de poblados, de albañilería y cementerios, entre otros puestos.

También reivindican que se dé libertad a los consistorios para realizar los contratos en el momento que requieran.

El alcalde, Francisco Fragoso, ya criticó el año pasado las condiciones de este plan de empleo. De hecho, dijo que su objetivo real era reducir los perceptores de renta básica. Las críticas de esta nueva edición llegan en forma de moción para tratar de cambiar las bases de la subvención.