Hoy

Fragoso insiste en que quiere un nuevo colegio en Gévora y no una ampliación

El Ayuntamiento pretende que Gévora cuente con un colegio nuevo. Pero la Junta quiere ampliar el que ya existe. Esta diferencia de criterio es antigua, pero se hace cada vez más patente. De hecho, la Junta preguntó al Consistorio hace unos días qué pasaba con la modificación urbanística de los terrenos necesaria para la ampliación. Este le va a enviar un informe donde advierten de los problemas que conlleva la ampliación.

Fragoso dijo ayer que el Ayuntamiento no puede imponer su criterio y que si la Junta prefiere la ampliación no pueden oponerse. Sin embargo, insiste en que es «una chapuza» y respalda su criterio con un informe de distintos servicios técnicos municipales.

Fragoso recordó que se trata de un edificio con dificultades. Por ejemplo, tiene una diferencia de cota entre la parte alta y la baja, de manera que dificulta la accesibilidad de alumnos con problemas de movilidad. También dijo que son aulas viejas que han perdido zonas comunes, dado que las han tenido que usar para habilitar clases.

El informe técnico advierte a la Junta que tendría que suprimir un vial que articula el tráfico en la localidad, de manera que tendría que preparar otro acceso al pueblo. También tendrían que desviar un colector (y pagar las obras). Insisten también en que la ampliación solo permite la dotación de cuatro nuevas líneas cuando el pueblo requiere cinco.

Fragoso apostó ayer de nuevo por la construcción de un nuevo edificio junto al instituto.

La Consejería de Educación y Empleo reafirmó poco después su intención de ampliar el edificio actual. Explicaron que se edificarán aulas, una biblioteca y una sala de informática. Recordó que lleva un año esperando la documentación municipal.