Hoy

Imputado un conductor ebrio que se quedó dormido en un semáforo

  • La Policía Local sorprendió este fin de semana a otras dos personas circulando con una tasa de alcohol que triplicaba lo permitido

La Policía Local de Badajoz ha puesto a disposición judicial a un conductor de 56 años que se quedó «medio adormilado» con su vehículo parado junto a un semáforo en verde, debido a que multiplicaba por casi cuatro las tasas de alcoholemia permitidas.

Los hechos sucedieron a las 5.10 horas del domingo en el cruce de la avenida Luis Movilla Montero con la calle Arturo Barea, cuando una dotación de la Policía Nacional observó cómo un vehículo se encontraba detenido en la vía a pesar de que el semáforo se puso en verde en repetidas ocasiones.

Los agentes comprobaron que el conductor se había quedado «medio adormilado» por la ingesta de alcohol y, tras las pruebas pertinentes, arrojó un resultado positivo que multiplicaba por casi cuatro las tasas de alcoholemia.

Durante el fin de semana la Policía Local imputó también a otros dos conductores por circular ebrios, uno de los cuales conducía su coche en zigzag por la carretera de Circunvalación a las 19.50 horas del domingo. El conductor, de 37 años, multiplicaba por más de tres las tasas de alcohol permitidas al volante.

Además, a las seis de la mañana del pasado sábado un turismo fue interceptado en la calle Pedro de Valdivia por circular en dirección prohibida al detectar la presencia de agentes de la Policía Local, que le realizaron las pertinentes pruebas.

El conductor, un joven de 36 años, arrojó un resultado positivo que multiplicaba por tres las tasas permitidas.