Hoy

Las UVI de Badajoz salen casi siete veces al día de media

Ambulancias estacionadas en el Perpetuo Socorro. :: J. V. Arnelas
Ambulancias estacionadas en el Perpetuo Socorro. :: J. V. Arnelas
  • El centro coordinador de emergencias trata de cuantificar las alertas desde el primer momento para garantizar la disponibilidad

En la ciudad operan tres ambulancias con soporte vital avanzado y UVI móvil para atender situaciones de riesgo en la calle.

La UME (unidad medicalizada) está siempre operativa y el año pasado intervino en 1.463 servicios, la VIR (vehículo de intervención rápida) solo funciona de lunes a viernes en horario de mañana (848 salidas en 2015) y la UMETS se reserva a transportes de enfermos entre hospitales (155 usos).

Las dos primeras, tanto UME como VIR, tienen un radio de acción de treinta minutos, el tiempo máximo de eficacia para un soporte vital avanzado, según explica José Bravo Castelló, responsable de urgencias y emergencias del Servicio Extremeño de Salud.

Sobra decir que la UME de Badajoz es la que más volumen de trabajo asume de las 16 repartidas por Extremadura, por eso se refuerza con una VIR de apoyo los días de diario por la mañana. Los tres vehículos de Badajoz suman 2.466 traslados anuales, lo que deja una media de 6,7 al día, según los datos de la Consejería de Sanidad.

El reto en este servicio, explican desde el SES, pasa por trabajar asumiendo que una emergencia no se puede cuantificar a partir de un aviso telefónico. Bravo Castelló pone un ejemplo muy ilustrativo. Alguien se cae en San Francisco y varios testigos llaman al 112. La alerta y el dispositivo se ponen en marcha, pero puede no ser más que una pequeña herida o un fallecimiento por el golpe.

Hay que evitar que una UVI móvil atienda accidentes leves con el riesgo de que se le pueda requerir, por ejemplo, para un ictus o un problema coronario en la calle, que es para lo que realmente se necesita. «El centro coordinador debe saber muy bien cuándo la activa y discriminar los casos», explica Bravo Castelló.

La única herramienta para una criba eficaz pasa por afinar al máximo la comunicación en todo el protocolo, desde el operador del 112 que atiende la llamada hasta los sanitarios que se desplazan en la ambulancia.

La situación del vehículo en cada momento se define a través del código fonético internacional que se emplea en las comunicaciones por radio. En 'delta' el vehículo está disponible, en 'eco' se pone en marcha, en 'lima' llega a nivel de asistencia, en 'charlie' el paciente está en la ambulancia y en 'hotel' han llegado al hospital. Cada vehículo cuenta con un GPS que da al centro coordinador la ubicación exacta. Este estatus que se da por radio permite por ejemplo determinar si se puede derivar con lo datos de los que se disponen una ambulancia u otra. «La información que se va recabando es la que te permite cuantificar cada alerta, pero nunca va ser exacta», explica Bravo Castelló. «Se puede activar una UVI por el primer aviso, pero si después hay datos evidentes de que no se requiere se discrimina porque podemos necesitarla en ese mismo momento en otro sitio».

Helicópteros

El área de salud de Badajoz cuenta con otras dos UVI más, en Jerez de los Caballeros y en San Vicente de Alcántara, pero la de la capital, por su carga de trabajo, es la última requerida para atender accidentes múltiples en la provincia.

A pesar de la alta demanda en Badajoz, ninguno de los dos helicópteros del SES tienen sede en el Infanta. Se mantienen en Don Benito y Malpartida de Cáceres. En este caso, argumenta Bravo Castelló, se prima el desplazamiento a zonas rurales de difícil acceso para vehículos que pesan más de tres mil kilos como las ambulancias.

A estos movimientos sanitarios de UVI móvil, hay que sumar también los que se consideran urgentes convencionales, en los que no se moviliza las de soporte vital. El año pasado se dieron más de 41.000 casos en Badajoz. Entre urgencias y emergencias en la ciudad se llama casi 45.0000 veces al año a una ambulancia. Más del doble, casi 100.000, suman los desplazamientos programados para tratamientos y consultas.